Hallan en Marruecos los fósiles más antiguos de 'Homo sapiens'

El 'Homo sapiens' se extendió por todo el continente africano hace unos 300.000 años, según revelan los últimos hallazgos realizados en el sitio arqueológico de Jebel Irhoud, en el oeste de Marruecos

7 de junio de 2017

Los fósiles más antiguos de Homo sapiens, nuestra especie, han sido excavados en Jebel Irhoud, en Marruecos, y han sido fechados de forma segura mediante el método de la termoluminiscencia: tienen unos 300.000 años de antigüedad y por tanto son unos 100.000 años más antiguos que los fósiles de Homo sapiens del sitio arqueológico de Omo Kibish en Etiopía, que eran los más antiguos hasta ahora, de 195.000 años de antigüedad. "Creíamos que la cuna de la humanidad estaba en el este de África y que tenía unos 200.000 años de antigüedad, pero nuestros nuevos datos revelan que el Homo sapiens se extendió por todo el continente africano hace unos 300.000 años", dice el paleoantropólogo Jean-Jacques Hublin, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, quien ha dirigido las excavaciones junto con Abdelouahed Ben-Ncer, del Instituto Nacional de Arqueología y Patrimonio en Rabat. El hallazgo y la datación de los nuevos fósiles de Jebel Irhoud han sido tratados respectivamente en dos estudios publicados hoy en Nature.

Los fósiles presentan unas características faciales y unos dientes propios de los humanos modernos

El yacimiento de homínidos de Jebel Irhoud, conocido desde los años sesenta, es el más antiguo y rico de mediados de la Edad de Piedra en África. Los restos fósiles incluyen cráneos, dientes y huesos largos de un mínimo de cinco individuos. La precisa cronología de estos restos se ha obtenido mediante la datación por termoluminiscencia, calentando unas herramientas de sílex halladas en los mismos depósitos. Los fósiles de Jebel Irhoud presentan unas características faciales y unos dientes modernos, pero una cavidad craneal más grande y arcaica. "La forma interior de la cavidad craneal refleja la forma del cerebro", dice Philipp Gunz, también del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y coautor de uno de los estudios.

"Nuestros hallazgos sugieren que la morfología facial de los humanos modernos fue creada a comienzos de la historia de nuestra especie, mientras que la forma del cerebro, y posiblemente la función cerebral, evolucionó durante el linaje del Homo sapiens", añade. "El norte de África ha sido ignorado durante mucho tiempo en el debate sobre el origen de nuestra especie. Los espectaculares hallazgos de Jebel Irhoud demuestran las estrechas conexiones que hubo entre el Magreb y el resto del continente africano en tiempos del nacimiento del Homo sapiens", destaca Ben-Ncer.

Demuestra cuánto sabes sobre la evolución humana con este TEST National Geographic

Evolución Fósiles Homo sapiens
Outbrain