Un fósil hallado en Suiza de un reptil que existió hace unos 241 millones de años

El fósil de la especie 'Eusaurosphargis dalsassoi', un reptil terrestre del Triásico medio, fue descubierto de forma fragmentada en los Alpes orientales de Suiza a 2.740 metros de altura

1 / 3

1 / 3

reptil1. 'Eusaurosphargis dalsassoi'

'Eusaurosphargis dalsassoi'

Fósil del reptil Eusaurosphargis dalsassoi, del período Triásico medio. 

Foto: Torsten Scheyer, Paleontological Institute and Museum, University of Zurich

2 / 3

reptil2. Reconstrucción

Reconstrucción

Reconstrucción del reptil Eusaurosphargis dalsassoi, que vivió en la actual Suiza hace unos 241 millones de años. 

Imagen: Beat Scheffold, Paleontological Institute and Museum, University of Zurich

3 / 3

reptil3. Lugar del hallazgo

Lugar del hallazgo

El fósil fue hallado cerca de Ducanfurgga, al este de Suiza y a 2.740 metros de altura. 

Foto: Christian Obrist

Alec Forssmann

30 de junio de 2017

Hallazgo en los Pirineos: un gran conjunto de huellas de reptiles de hace 247 millones de años

Más información

Hallan huellas de reptiles extintos en los Pirineos

Un estudio publicado hoy en Scientific Reports, dirigido por Torsten Scheyer, un paleontólogo de la Universidad de Zúrich, revela la existencia de un nuevo fósil de la especie Eusaurosphargis dalsassoi, un reptil acorazado que vivió hace unos 241 millones de años, durante el Triásico medio. El extraordinario fósil, de un reptil joven de unos 20 centímetros de longitud, fue descubierto de forma fragmentada en 2002 por el paleontólogo aficionado Christian Obrist, quien a lo largo de los años ha conseguido recomponerlo y prepararlo para su estudio. Obrist descubrió los fragmentos en la Formación Prosanto, cerca de Ducanfurgga, en los Alpes orientales de Suiza y a 2.740 metros de altura. La especie Eusaurosphargis dalsassoi, conocida hasta ahora por un fósil incompleto y desarticulado hallado en el norte de Italia, no era un animal acuático sino un reptil terrestre, según ha podido demostrar el presente estudio.

El nuevo espécimen ha sido examinado por un equipo de investigación suizo y británico, que considera que el animal estaba adaptado a un estilo de vida terrestre, pues su cuerpo no tenía un contorno aerodinámico y sus patas o cola no estaban modificadas para nadar. "Creemos que este animal particular estaba en algún sitio como una playa y acabó en el fondo del mar, hasta que quedó enterrado y fosilizado", dice James Neenan, del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford y coautor del estudio.

Los parientes más cercanos de la especie Eusaurosphargis dalsassoi son reptiles marinos como los ictiosaurios, los sauropterigios o incluso el Helveticosaurus, un reptil marino único de Suiza, cuyos restos fósiles han sido excavados en el Monte San Giorgio. "Las excavaciones en Ducanfurgga continúan desarrollándose y esperamos anunciar otros hallazgos espectaculares en el futuro", concluye Heinz Furrer, el director de las excavaciones, de la Universidad de Zúrich.

Mister Big, en busca del Spinosaurus

Más información

Spinosaurus, el carnívoro más grande y temible que jamás pisó la Tierra