Encélado se volteó en el pasado remoto posiblemente por el impacto de un asteroide

El eje de rotación del satélite saturniano pudo reorientarse tras la colisión en un proceso que duró millones de años, inclinándose unos 55 grados de su posición original

1 / 4

1 / 4

encelado1. Rayas de tigre

Rayas de tigre

Las evidencias halladas por unos investigadores de la misión Cassini sugieren que el polo sur de Encélado, fracturado y geológicamente activo, originalmente se encontraba cerca del ecuador de la luna helada. Esa región presenta unas fracturas lineales denominadas rayas de tigre.

Imagen: NASA / JPL / Space Science Institute

2 / 4

encelado2. Antiguamente y actualmente

Antiguamente y actualmente

El eje de rotación del satélite saturniano pudo reorientarse tras la colisión en un proceso que duró millones de años, inclinándose unos 55 grados de su posición original.

Imagen: NASA / JPL-Caltech / Space Science Institute / Cornell University

3 / 4

El polo Sur de Encélado

El polo Sur de Encélado

Esta representación artística muestra el interior de Encélado. Unas columnas de partículas de hielo, vapor de agua y moléculas orgánicas emergen por las facturas del polo sur de Encélado.

Foto: NASA

4 / 4

Dos lunas de Saturno

Dos lunas de Saturno

Aunque Dione (en primer plano) y Encelado (en segundo término) están compuestas prácticamente por los mismos materiales, Encélado refleja más la luz, pareciendo más brillante en la oscuridad del espacio.

Foto: NASA

Alec Forssmann

31 de mayo de 2017

Bajo el hielo del polo sur de Encélado podría haber un océano caliente

Más información

El polo sur de Encélado es caliente bajo el hielo

Encélado, una de las muchas lunas de Saturno, se volteó en el pasado remoto, posiblemente debido a la colisión de un cuerpo pequeño como un asteroide, según acaba de revelar el Jet Propulsion Laboratory de la NASA. El eje de rotación del satélite saturniano, bajo cuya superficie helada podría haber un océano de agua líquida con las condiciones necesarias para la vida, pudo reorientarse tras la colisión en un proceso que duró millones de años, inclinándose unos 55 grados de su posición original. "Hemos encontrado una cadena de cuencas o zonas bajas que trazan un cinturón a lo largo de la superficie lunar y creemos que son los vestigios de un ecuador y unos polos que existieron anteriormente", afirma Radwan Tajeddine, de la Universidad Cornell y principal autor del estudio, publicado en Icarus.

Encélado y Europa reúnen varios de los ingredientes necesarios para la vida

Más información

En el Sistema Solar hay dos posibles mundos oceánicos

La región que hay alrededor del actual polo sur es geológicamente activa y presenta unas fracturas lineales denominadas rayas de tigre. Tajeddine y sus colegas sostienen que un asteroide pudo chocar contra esa región en el pasado, cuando estaba cerca del ecuador. "La actividad geológica que se observa en ese terreno es improbable que se iniciara por procesos internos. Creemos que semejante reorientación de la luna sólo pudo ser ocasionada por un impacto en ese terreno anómalo", declara Tajeddine.

Un impacto, u otro proceso extraordinario que creó las rayas de tigre, consiguió redistribuir una parte de la masa de Encélado y la rotación de la luna se volvió inestable y tambaleante, hasta que finalmente se estabilizó a lo largo de millones de años, gracias a un mecanismo conocido como deriva o desplazamiento polar real. Eso explicaría por qué los polos de Encélado son diferentes en la actualidad: el sur es activo y geológicamente joven, mientras que el norte está cubierto de cráteres y parece más antiguo.