En la sierra de Atapuerca vivieron los ancestros de los neandertales

La obtención de ADN nuclear revela que los individuos de la Sima de los Huesos están más relacionados con los neandertales que con los denisovanos

1 / 7

1 / 7

simadeloshuesos7. Individuos de la Sima de los Huesos

Individuos de la Sima de los Huesos

Retratos de algunos de los individuos de la Sima de los Huesos, realizado por los paleoartistas holandeses Adrie y Alfons Kennis.

Foto: Kennis & Kennis / Madrid Scientific Films

2 / 7

simadeloshuesos5. Juan Luis Arsuaga

Juan Luis Arsuaga

Juan Luis Arsuaga examinando una muestra en la Sima de los Huesos.

Foto: Javier Trueba, Madrid Scientific Films

3 / 7

simadeloshuesos6. En la Sima de los Huesos

En la Sima de los Huesos

Investigaciones en el interior de la Sima de los Huesos.

Foto: Javier Trueba, Madrid Scientific Films

4 / 7

simadeloshuesos1. Esqueleto de la Sima de los Huesos

Esqueleto de la Sima de los Huesos

Esqueleto de la Sima de los Huesos, anteriormente asociado al Homo heidelbergensis.

5 / 7

simadeloshuesos2. Restos óseos de la Sima de los Huesos

Restos óseos de la Sima de los Huesos

Restos óseos procedentes de la Sima de los Huesos.

Foto: Javier Trueba, Madrid Scientific Films

6 / 7

simadeloshuesos3. Polvo de un fémur

Polvo de un fémur

La primera secuenciación de ADN se ha obtenido del polvo de un fémur.

Foto: Javier Trueba, Madrid Scientific Films

7 / 7

simadeloshuesos4. Matthias Meyer

Matthias Meyer

El científico Matthias Meyer, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en su laboratorio. El hallazgo ha sido posible gracias a la obtención de ADN nuclear de los restos óseos.

Foto: Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology

Alec Forssmann

15 de marzo de 2016

La Sima de los Huesos es una pequeña cavidad situada muy adentro de la Cueva Mayor, en la sierra de Atapuerca (Burgos). En su interior se encontraban los restos humanos de 28 individuos, de unos 430.000 años de antigüedad, y de cientos de osos que "se precipitaron por accidente cuando deambulaban en la penumbra por el interior de la cueva", escribió Juan Luis Arsuaga, el director de las excavaciones, para National Geographic. Los osos "siguieron cayendo durante miles de años, depositándose encima de los esqueletos humanos y de los primeros osos", añadió. Los humanos, en su mayoría adolescentes y adultos jóvenes, no cayeron por azar. Los cadáveres fueron arrojados al interior de forma intencionada. Incluso se ha hablado del primer asesinato de la historia.

Cuando se habla de la Sima de los Huesos se habla del Pleistoceno Medio y de tres especies extintas: el Homo heidelbergensis, el hombre de Neandertal y el hombre de Denisova. Hasta ahora se ha dicho que los fósiles de la Sima de los Huesos, pertenecientes a una misma población biológica, son de la especie Homo heidelbergensis, que vivió entre hace unos 600.000 y 200.000 años. "La especie Homo heidelbergensis está en entredicho. El holotipo es la mandíbula de Mauer, que es poca cosa para definir una especie y seguramente es más antigua que la Sima de los Huesos", explica Arsuaga a este medio. Descartado, por tanto, de forma momentánea.

Gracias a las muestras de ADN queda claro que la separación entre neandertales y denisovanos ocurrió antes de hace 430.000 años

Sus cráneos, arduamente reconstruidos, tienen características neandertales, mientras que el ADN mitocondrial los ha relacionado con los denisovanos. Los neandertales eran contemporáneos de los denisovanos, sólo que los primeros se expandieron por Europa y los segundos por Asia. Eso sí, los individuos de la Sima de los Huesos son del Pleistoceno Medio (entre 780.000 y 130.000 años), mientras que neandertales y denisovanos están más asociados al Pleistoceno Superior (entre 125.000 y10.000 años). ¿A qué especie pertenecen los fósiles humanos de la Sima de los Huesos? ¿A un ancestro común de neandertales y denisovanos?

Desde ayer se conocen tres novedades importantes sobre los individuos de la Sima de los Huesos: los científicos han podido recuperar ADN nuclear de dos muestras óseas y ADN mitocondrial de una de ellas (el primero contiene mucha más información genética que el segundo); se ha constatado que los individuos pertenecen al linaje evolutivo neandertal y que están más estrechamente relacionados con los neandertales que con los denisovanos; y, por último, queda claro que la separación entre neandertales y denisovanos ocurrió antes de hace 430.000 años.

La obtención de ADN nuclear es "un reto muy difícil de conseguir", según explica el Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social en un comunicado, y se ha logrado en el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva gracias a la labor de Matthias Meyer. El científico encabeza un estudio que fue publicado ayer en Nature y en el que también participan Juan Luis Arsuaga, Eudald Carbonell y Svante Pääbo, entre otros. "De momento ya sabemos qué es la Sima de los Huesos y qué lugar ocupa en la evolución humana. Ahora se abrirá un debate y veremos qué opinan unos y otros. La cosa está que arde", expresa Arsuaga.