Un dinosaurio gigante en homenaje a Cervantes

Recreación del aspecto y el hábitat del recién nombrado Lohuecotitan pandafilandi

Recreación del aspecto y el hábitat del recién nombrado Lohuecotitan pandafilandi

Imagen: F. Gascó / E. Manzanero.

Lohuecotitan pandafilandi es el nombre de uno de los últimos dinosaurios gigantes encontrado en el yacimiento conquense de Lo Hueco, en homenaje a uno de los gigantes que aparecen en El Quijote

Más información

Mister Big, en busca del Spinosaurus

Spinosaurus, el carnívoro más grande y temible que jamás pisó la Tierra

Medía entre 15 y 20 metros de largo, pero por suerte para sus coetáneos era herbívoro. Este enorme dinosaurio habitó la península Ibérica hace unos 75 millones de años y probablemente, según la investigación de sus restos, estaría dotado de una armadura compuesta de huesos y placas dérmicas.

El gigante de Cuenca vivió en Europa en la última parte del Cretácico superior, cuando el viejo continente era un archipiélago dominado por un clima subtropical. De hecho este saurópodo pertenece al grupo de los titanosaurios, los últimos dinosaurios gigantes que habitaron la faz de la Tierra.

Homenaje a Cervantes y El Quijote

Su curioso nombre, Lohuecotitan pandafilandi, proviene de uno de los gigantes que aparecen en el Quijote: Pandafilando de la Fosca Vista. De esta curiosa manera han decidido los investigadores rendir homenaje al genio inmortal de la literatura castellana.

El estudio de los restos ha sido publicado en la revista especializada Cretaceous Research como fruto del trabajo del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED en el que participan investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad Complutense de Madrid, el Museum für Naturkunde de Berlín y la propia UNED.