Detectada una atmósfera alrededor de un planeta similar a la Tierra

La detección de una atmósfera en la supertierra GJ 1132b no supone haber descubierto vida en otro planeta, pero "se trata de un paso importante en la dirección correcta", según John Southworth

Exoplaneta GJ 1132 b

Exoplaneta GJ 1132 b

Representación artística del exoplaneta GJ 1132 b, que orbita la enana roja GJ 1132. Los astrónomos han conseguido detectar una atmósfera en este planeta similar a la Tierra.

Imagen: MPIA

Alec Forssmann

10 de abril de 2017

La NASA anuncia un descubrimiento histórico: 7 planetas similares a la Tierra y potencialmente habitables

Más información

7 planetas similares a la Tierra y potencialmente habitables

Por primera vez se ha detectado una atmósfera alrededor de un planeta con una masa y un radio similares a los de la Tierra, según revela el Instituto Max Planck de Astronomía. La supertierra GJ 1132b, con una masa que es 1,6 veces más grande que la de la Tierra, orbita alrededor de la estrella de poca masa GJ 1132, situada en la constelación Vela a 39 años luz de la Tierra (como el sistema planetario TRAPPIST-1, recientemente descubierto por la NASA). "No hemos detectado vida en otro planeta, pero se trata de un paso importante en la dirección correcta: la detección de una atmósfera alrededor de la supertierra GJ 1132b supone la primera vez que se detecta una atmósfera alrededor de un planeta similar a la Tierra que no es la Tierra", dice John Southworth, de la Universidad de Keele, el principal autor de un estudio publicado en The Astronomical Journal.

El hallazgo ha sido realizado con el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, ubicado en el Observatorio de La Silla en Chile. Los astrónomos tomaron imágenes de la estrella anfitriona GJ 1132 y midieron la ligera disminución de brillo que se producía cuando el planeta y su atmósfera pasaban justo por delante y absorbían parte de la luz de la estrella. La observación de siete diferentes bandas de longitud de onda, desde la óptica hasta la infrarroja cercana, demostró que el planeta es más grande en una de esas siete bandas. Esto sugiere la presencia de una atmósfera que es opaca a una luz infrarroja específica, y que hace que el planeta aparezca más grande, pero que es transparente con todas las demás luces. Los astrónomos, de la Universidad de Cambridge y del Instituto Max Planck de Astronomía, realizaron simulaciones probando diferentes versiones de una atmósfera y, de acuerdo con estos modelos, una atmósfera rica en agua y en metano explicaría muy bien las observaciones.