Descubren un nuevo tipo de galaxia: las súper espirales

Galaxia súper espiral

Galaxia súper espiral

Una de las galaxias súper espirales más grandes y brillantes. Su amplitud es más de tres veces superior a la de la Vía Láctea.

Foto: SDSS

Su masa es hasta diez veces más grande que la de la Vía Láctea y puede relumbrar con una fuerza entre ocho y catorce veces superior

Un nuevo tipo de galaxia espiral ha sido descubierto: las súper espirales, que son tan luminosas y masivas como las más brillantes y las más grandes galaxias conocidas. "Es como si hubiéramos descubierto un nuevo animal terrestre vagando por ahí que es tan grande como un elefante pero que sorprendentemente había pasado desapercibido para los zoólogos", dice Patrick Ogle, del Instituto de Tecnología de California, el principal autor de un estudio que ha sido publicado en The Astrophysical Journal.

Las súper espirales empequeñecen a la Vía Láctea, que es una galaxia espiral barrada, y compiten en tamaño y en brillo con las galaxias más grandes del universo. Su masa es hasta diez veces más grande que la de la Vía Láctea y puede relumbrar con una fuerza entre ocho y catorce veces superior. Su ritmo de formación de estrellas es treinta veces superior al de nuestra galaxia.

Ogle y sus colegas astrónomos toparon con las súper espirales mientras buscaban galaxias extremadamente luminosas y masivas en la base de datos NASA Extragalactic Database, un recopilación online de millones de objetos astronómicos. Los astrónomos esperaban encontrar sobre todo galaxias elípticas, que sólo contienen estrellas viejas, pero en un muestreo de unas 800.000 galaxias situadas a no más de 3.500 millones de años luz de la Tierra detectaron 53 galaxias muy brillantes con una misteriosa forma de espiral en vez de elíptica.

Cuatro de las 53 galaxias súper espirales contienen claramente dos núcleos galácticos y no uno como es habitual. "Los núcleos dobles, semejantes a dos yemas de huevo friéndose en una sartén, son un indicador de dos galaxias que simplemente se han fusionado", explica la NASA en un comunicado. Las fusiones de galaxias en espiral acostumbran a convertirse en galaxias elípticas e hinchadas. Ogle y sus colegas especulan con que una fusión especial entre dos galaxias espirales ricas en gas podrían combinar sus gases y consolidarse formando un disco estelar nuevo y más grande, esto es, una súper espiral.

"Las súper espirales pueden cambiar fundamentalmente nuestra comprensión sobre la formación y evolución de las galaxias más grandes", sostiene Ogle. "Tenemos mucho que aprender sobre estos leviatanes recientemente identificados", concluye.