Descubren un planeta más caliente que muchas estrellas

Descubren un planeta más caliente que muchas estrellas

El mundo recientemente descubierto, 2 veces más grande que Júpiter, es tan caliente que se está evaporando por la influencia de la estrella que orbita

Reconstrucción de la estrella KELT- 9 y su planeta

Reconstrucción de la estrella KELT- 9 y su planeta

Foto: JPL-CALTECH / NASA

Con una temperatura diurna de más de 4600 ºC , KELT-9b es un planeta más caliente que la mayoría de las estrellas. No obstante, la suya propia, una estrella azul tipo A, llamada KELT-9, es incluso más caliente, lo que probablemente esté evaporando y desintegrando el planeta lenta pero inexorablemente.

Este coloso ardiente fue encontrado usando uno de los dos telescopios llamados KELT o Kilodegree Extremely Little Telescope, a los que debe su nombre. Las observaciones posteriores confirmaron que la señal detectada por los astrónomos correspondía a un planeta; y poco después revelaron que se trata de lo que los científicos conocen como un "Júpiter caliente", el tipo de planeta que los telescopios KELT están diseñados para detectar. "Este es el gigante gaseoso más caliente que jamás se haya descubierto", afirma Scott Gaudi, profesor de astronomía en la Universidad Estatal de Ohio, director de la investigación en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, a quien se atribuye el descubrimiento.

Se trata del gigante gaseoso más caliente que jamás se haya descubierto

El planeta, muy inusual entre los encontrados hasta la fecha, ha sido descrito en la revista Nature y ante la Sociedad Astronómica Americana esta semana. KELT-9b es 2,8 veces más masivo que Júpiter, pero solo la mitad de denso. Los científicos esperaban que el planeta tuviera un diámetro más pequeño, sin embargo la radiación extrema de su estrella anfitriona ha causado que la atmósfera del planeta se hinche como un globo.

Un planeta con dos caras

Como ocurre con la Luna en la Tierra, un lado del planeta siempre está mirando hacia su estrella, encontrándose el otro en la oscuridad perpetua. De este modo, las moléculas como el agua, el dióxido de carbono y el metano no se pueden formar en el lado diurno porque son bombardeadas por demasiada radiación ultravioleta, si no solo en el nocturno.

"Se trata de un planeta según cualquiera de las definiciones, pero su atmósfera es casi con certeza diferente a la de cualquier otro planeta que hayamos visto", explica Gaudi.

La NASA anuncia un descubrimiento histórico: 7 planetas similares a la Tierra y potencialmente habitables

Más información

7 planetas similares a la Tierra y potencialmente habitables

7

Fotografías

Por otro lado, su estrella anfitriona, KELT-9 tiene solo 300 millones de años. Se trata de una estrella muy joven, pero que no obstante es más del doble de grande y casi dos veces más caliente que nuestro sol. Dado que la atmósfera del planeta está constantemente bombardeada por altos niveles de radiación ultravioleta de la misma, el planeta se esta evaporando por su cara diurna y los científicos creen incluso, que podría estar desprendiendo una cola de material planetario y evaporándose del mismo modo en que lo hacen los cometas.

Así, "KELT-9 irradia tanta radiación ultravioleta sobre su planeta que este puede llegar a evaporarse por completo", afirma Keivan Stassun, profesor de física y astronomía en la Universidad de Vanderbilt, quien co-dirigió el estudio junto con Gaudi. "KELT-9 se hinchará para convertirse en una estrella gigante roja en unos pocos cientos de millones de años", añade Stassun. "Las perspectivas de vida a largo plazo en KELT-9b no pintan bien; lo más probable es que este mundo acabe por desaparecer".

Mirando hacia mundos extremos

Como es fácil imaginar, KELT-9b no está cerca de ser habitable. Sin embargo, Gaudi afirma que hay una buena razón para estudiar mundos que son en el extremo inhabitables: "como muestran los recientes descubrimientos del planeta alrededor de Proxima Centauri y el asombroso sistema descubierto alrededor de TRAPPIST-1, la comunidad astronómica está claramente centrada en encontrar planetas similares a la Tierra alrededor de estrellas pequeñas y más frías como nuestro sol".

Descubierto el mundo templado más cercano orbitando una estrella tranquila

Más información

Descubierto el mundo templado más cercano orbitando una estrella tranquila

3

Fotografías

Se trata de objetivos fáciles y hay mucho que se puede aprender sobre planetas potencialmente habitables que orbitan estrellas de muy baja masa en general. Sin embargo, por otro lado, debido a que la estrella anfitriona de KELT-9b es más grande y más caliente que el sol, su estudio complementa esos esfuerzos y proporciona a los científicos una especie de piedra angular para entender cómo se forman los sistemas planetarios alrededor de estrellas calientes y masivas", concluye.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?