Un cráter de Ceres contiene material brillante, ¿por qué?

El material brillante detectado en el cráter Occator y en otros lugares de Ceres estaría formado por sales abandonadas de un líquido que emergió de las profundidades y que se congeló y se sublimó

1 / 4

1 / 4

ceres1. Cráter Occator

Cráter Occator

El cráter Occator en una imagen reciente, en la que se distingue un material blanco y brillante que podría ser un residuo salino.

Imagen: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

2 / 4

ceres2. Así lo vería el ojo humano

Así lo vería el ojo humano

Imagen creada por el Centro Aeroespacial Alemán que muestra cómo sería visto por el ojo humano.

Imagen: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

3 / 4

ceres3. Cráter Haulani

Cráter Haulani

El cráter Haulani, de 34 kilómetros de diámetro, también contiene material brillante.

Imagen: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

4 / 4

ceres4. Dawn sobrevuela Ceres

Dawn sobrevuela Ceres

Recreación que muestra a la sonda Dawn sobrevolando el planeta enano Ceres.

Imagen: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

El material brillante detectado en el cráter Occator y en otros lugares de Ceres estaría formado por sales abandonadas de un líquido que emergió de las profundidades y que se congeló y se sublimó

Más información

Nuevas pistas sobre la estructura interna de Ceres

Así es el corazón de Ceres

El cráter Occator, de 92 kilómetros de ancho y cuatro kilómetros de profundidad, aparece en esta increíble imagen tomada por la sonda espacial Dawn el 16 de octubre y que fue divulgada por la NASA el pasado viernes 18 de noviembre. Occator es uno de los cráteres más grandes del planeta enano Ceres, un cuerpo celeste que no tiene grandes cráteres de impacto debido a su superficie maleable e inconsistente, que se ha ido renovando a lo largo de su historia.

Llama la atención el material blanco y brillante que se extiende desde el centro de Occator y que, según las últimas investigaciones, está formado por sales abandonadas de un líquido salobre que emergió de las profundidades, se congeló y se sublimó, es decir, del hielo pasó al vapor. El impacto que formó el cráter hace millones de años desenterró material profundo y pudo causar un afloramiento de líquido salado. Los científicos de la misión Dawn también han publicado una imagen de Ceres que muestra cómo lo vería el ojo humano, con un color y unas tonalidades que han sido calculadas según la forma en que Ceres refleja diferentes longitudes de onda de luz.