Científicos japoneses realizan en humanos el primer trasplante con células madre no embrionarias

La técnica iPS, usada en esta intervención, podría revolucionar la medicina regenerativa y ofrecer una cura a decenas de enfermedades

Ojo humano

Ojo humano

Foto: Gtres

29 de marzo de 2017

Distintos ojos de animales, un mismo diseño

Más información

Ojos de animales: un mismo diseño, todos distintos

Un paciente japonés acaba de convertirse en la primera persona en recibir un trasplante de retina fabricado con células de la piel de un donante. La operación podría abrir el camino hacia nuevas aplicaciones de la técnica de generación de células madre pluripotentes inducidas (iPS), descubierta en 2012 por el Nobel de medicina Shinya Yamanaka. Su uso evitaría el problema ético que supone la utilización de células madre embrionarias.

La intervención quirúrgica fue realizada el 28 de marzo en un hospital de Kobe por médicos del Instituto Riken de Japón, quienes implantaron tejido de retina fabricado con células obtenidas a partir de una muestra de la piel de un donante a un paciente aquejado de degeneración macular.

Células capaces de convertirse en cualquier tejido

Las células iPS poseen la capacidad de convertirse en cualquier célula especializada a partir de un proceso de 'reprogramación'. Se las llama 'pluripotenciales' debido a su capacidad de generar la mayoría de tejidos, como lo hacen las células madre embrionarias, pero a diferencia de estas, las iPS se 'confeccionan' de forma artificial a partir de una célula que en principio no tenía esa capacidad (en este caso, procedente de la piel). Por lo general esta técnica se emplea a partir de otros tejidos que se 'reprograman' inyectando varios genes exógenos.

Las enfermedades oculares más frecuentes

Más información

Las enfermedades oculares más frecuentes

En 2012, el científico japonés Shinya Yamanaka demostró que 'insertando' algunos genes podría transformar una célula de la piel en otra que se comportase como si fuera embrionaria. Su descubrimiento, que denominó iPS por las siglas en inglés de "induced Pluripotent Stem", le valió el premio Nobel de Medicina y dio pie a la posibilidad de generar todo tipo de células, desde neuronas hasta células musculares o cardíacas, en laboratorio con el fin de reparar cualquier órgano dañado o tratar enfermedades incurables. Lo más remarcable de esta técnica es, de hecho, que aprovecha el potencial de las células madre embrionarias pero evita los cuestionamientos éticos derivados de su uso. Esto es, posibilitaba la investigación en pacientes con células madre sin necesidad de que estas sean embrionarias. Basta con una muestra de cualquier tejido.

Primera intervención

Las autoridades japonesas habían autorizado en 2014 ensayos clínicos en humanos con células iPS, pero hasta al fecha no se había realizado ninguna operación exitosa con células donadas de otro paciente. El pasado 1 de febrero el ministro de Sanidad de Japón aprobó que se realizara una prueba clínica a seis voluntarios, entre el que se encuentra en del paciente recientemente operado, dirigida por investigadores del Instituto Riken en colaboración con las universidades de Osaka y Kioto. Los científicos realizarán un seguimiento de cada caso durante un período comprendido entre los dos o tres años para comprobar que no produzcan casos de rechazo o que den lugar al desarrollo de un cáncer o efectos indeseados.

La medicina busca la cura de la ceguera

Más información

Así está buscando la ciencia la cura de la ceguera

Los investigadores advierten de que todavía es pronto para tomar conclusiones, pues antes se deberán estudiar su viabilidad a medio y largo plazo. Además, el uso de esta técnica en trasplantes de otros órganos más complejos que la retina "será un proceso muy difícil" pues implican un número de células mucho más elevado, explicó a la Agencia Efe Hazuki Hiraga, experto en biología del Instituto Riken. Sin embargo, de tener éxito, la cirugía podría significar un antes y un después no solo en la lucha contra la ceguera, sino también en el campo de la medicina regenerativa.