Abejas mecánicas

Minirrobots capaces de polinizar cultivos y realizar misiones de riesgo

foto

foto

13 de abril de 2015

Es público y notorio el problema global que está causando el llamado despoblamiento de las colmenas. La preocupación internacional por la desaparición de millones de abejas cada año no es en absoluto baladí. Por ello, mientras un ejército de científicos intenta descubrir cómo combatir esa debacle, otros investigadores trabajan en lo que podríamos llamar un «plan B»: los RoboBees, unos diminutos robots autónomos de 3 centímetros de longitud que, inspirados en la biología de las abejas, podrían actuar como un ejército de minidrones polinizadores en caso de necesidad.

Estos robots en miniatura han sido diseñados en la Escuela de ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad Harvard, en colaboración con otros departamentos e institutos amparados por este organismo estadounidense situado en Cambridge, Massachusetts, como el Instituto Wyss, dedicado a la ingeniería inspirada en la biología. Pero no es solo el colapso de las colmenas lo que ha lanzado a estos investigadores al diseño de unas abejas mecánicas. Hay otras aplicaciones de gran utilidad que los insectos robóticos podrían llevar a cabo. Por ejemplo, misiones de reconocimiento de áreas afectadas por desastres naturales o por conflictos bélicos, exploraciones en lugares ambientalmente peligrosos, toma de datos meteorológicos, monitorización del tráfico y, por supuesto, contribuir a la polinización de áreas climáticamente desfavorecidas.

En pocos años parece que ya estará listo el primer ejército de RoboBees, los cuales, equipados con microprocesadores, sensores y cámaras, volarán hacia su cometido gracias a sus minialas de fibra de carbono. Un dato esencial es que los minirrobots serán capaces de coordinarse entre ellos. Porque, al igual que los humanos, ni las abejas ni sus avatares mecánicos podrán realizar jamás grandes logros de forma individual.

Más información en: http://robobees.seas.harvard.edu/