Meteorología

A-nubes

nubes

nubes

21 de marzo de 2013

Damos por sentado que las nubes existen como parte esencial del ciclo del agua, pero desde hace tiempo en el cielo aparecen formaciones nubosas cuya génesis dista mucho de estar vinculada a procesos naturales. «La emisión a la atmósfera de vapor de agua, aire caliente y aerosoles ocasiona la formación de un nuevo tipo de nubes de origen humano», explica Marcel Costa, de la Asociación Catalana de Observadores Meteorológicos.

Costa, junto con Jordi Mazón y David Pino, investigadores del Departamento de Física Aplicada de la Universidad Politécnica de Cataluña, y Jeroni Lorente, del Departamento de Astronomía de la Universidad de Barcelona, han publicado un estudio sobre esta nueva tipología de nubes que ellos denominan antroponubes.

«Ciertas actividades humanas actúan como detonador en el proceso de formación de nubes, aumentando el nivel de humedad con aportaciones de vapor de agua, incrementando la generación de núcleos de condensación mediante agentes contaminantes o aerosoles, o empujando el aire hacia arriba a través de las chimeneas industriales», explica Mazón. Unas nubes que estos científicos proponen denominar anteponiendo una «a», por el prefijo antropo-, delante de los símbolos de las nubes conocidas. Por ejemplo: a-Cu si se trata de un cúmulo de origen antrópico. –Eva van den Berg / Evalúa

 

Fotos: Marcel Costa