Protección antialudes

avalancha

avalancha

11 de septiembre de 2013

Después de que una avalancha sacuda a su víctima de forma rotativa, es de vital importancia el lugar donde finalmente vaya a parar el accidentado. La mayoría de las muertes se deben a la asfixia producida al quedar sepultado bajo la nieve –la segunda causa son los traumatismos–, por lo que quedar cerca de la superficie multiplica las probabilidades de sobrevivir.

Algunos esquiadores, pilotos de motos de nieve y demás aventureros están incorporando un dispositivo autohinchable al equipo básico de seguridad en avalanchas, en el que siempre figuran, por ejemplo, unas palas. Es similar al chaleco salvavidas de los aviones, pero su objetivo es ampliar el espacio que ocupa la persona, de tal modo que esta sea desplazada hacia la superficie del torrente de nieve. «Nuestros estudios más recientes demuestran que estos airbags pueden salvar vidas –dice Pascal Haegeli, experto en avalanchas–. Pero no son un remedio milagroso.» —Luna Shyr