Hemeroteca

Australia en bicicleta

Australia en bicicleta

Australia en bicicleta

Deambulando sobre dos ruedas, un periodista estadounidense descubre su país de adopción.

Jueves, 1 de agosto Grafton, Nueva Gales del Sur Ya estoy a unos 640 kilómetros de Sydney y he podido recorrer los últimos 600 gracias a mi testarudez, y a mis neumáticos con cubiertas de Kevlar. ¿Y qué he conseguido?: punzadas en los ligamentos de las rodillas, un culo tan dolorido que apenas puedo sentarme, y tragarme todo el orgullo que he podido. Ahora vivo a la intemperie. Como en mesas de picnic pintarrajeadas, utilizo los descuidados aseos de las gasolineras, pido agua a desconocidos. Laura cumple cuatro años mañana y yo aquí estoy, sentado en un frío banco de hormigón, lejos de casa. Quizá tenía razón Emerson cuado dijo que “viajar es el paraíso de los tontos”. También se me ocurre que, de haber cerrado el pico, podría dejarlo todo ahora mismo, subir al autobús para Brisbane, y mañana a esta misma hora estar en el avión. ¿Por qué tuve que decirles a mis amigos lo que iba a hacer? ¿Por qué 15.000 kilómetros? ¿Qué habría tenido de malo decir 1.500 o 1.000 kilómetros? Lea el artículo completo en la revista.