Kilian Jornet vuelve a subir el Everest, sin oxígeno, y en solo 17 horas

Kilian Jornet en su ascenso por segunda vez el Everest en menos de una semana

Kilian Jornet en su ascenso por segunda vez el Everest en menos de una semana

En menos de una semana ha subido dos veces la cima más alta del mundo sin utilizar oxígeno adicional y de una sola tirada.

Más información

Kilian Jornet bate el récord de velocidad y sube el Everest en solo 26 horas

Kilian Jornet bate el récord de velocidad y sube el Everest en solo 26 horas

Hace tan solo cinco días saltaba una noticia que maravillaba al mundo del alpinismo: Kilian Jornet había subido el Everest (8.848m). saliendo desde el campo base situado a 5.100 metros, de una sola tirada, sin ayuda de oxígeno ni cuerdas fijas y en solo 26 horas. Pues bien, ahora la sorpresa es todavía mayor al saber que el corredor de la Cerdanya no volvía a casa a celebrar la gesta porque tenía un nuevo reto que conseguir: subir dos veces el pico más alto del mundo en menos de una semana y a una velocidad que pone en duda los límites del cuerpo humano.

Jornet salió esta segunda vez desde el Advanced Base Camp, a unos 6.400 metros de altitud y donde permaneció recuperándose tras la ascensión del pasado 22 de mayo. Tras pasar por los tres campos de altura donde normalmente se detienen los alpinistas en su ascenso por la cara norte al Everest y que tardan una media de cuatro días, coronó el 27 de mayo a las 9 de la noche (+5:45GMT).

Según ha explicado su equipo, el ascenso a la cima ha sido lento pero progresivo. El viento ha sido el principal obstáculo a superar, pero las condiciones meteorológicas mejoraron durante la noche y para la parte final del reto volvía al Campo Base Avanzado tras 28 horas y 30 minutos de carrera.

“¡Estoy muy emocionado de haber podido hacer cumbre otra vez! Hoy me he encontrado bien aunque hacía mucho viento y me ha costado bastante avanzar. Hacer dos veces cumbre en el Everest en una semana y sin oxígeno creo que establece una nueva línea de posibilidades en alpinismo y estoy muy contento de haberlo podido llevar a cabo “, explicaba el propio Kilian Jornet una vez completada la hazaña.

Ambas ascensiones forman parte del proyecto Summits of My Life, que desde 2012 le ha llevado al deportista español a viajar por todo el mundo estableciendo récords de ascenso a las montañas más icónicas del planeta. Comenzó en la cordillera del Mont Blanc en 2012 y desde entonces ha escalado montañas en Europa (Mont Blanc y Cervino), en América del Norte (Denali) y en América del Sur (Aconcagua).

En este impresionante reto, Jornet ha contado con el apoyo de Sébastien Montaz-Rosset, guía de montaña y videocámara de la expedición.