Nueva temporada verano 2015

Kilian Jornet presenta su nuevo calendario de competición

foto

foto

La temporada de Trail Running de Kilian Jornet estará compuesta por seis carreras en Europa y Estados Unidos.
 
Antes de iniciarla, el corredor viajará al Himalaya con el objetivo de preparar el reto del Everest enmarcado en el proyecto Summits of My Life

Kilian Jornet calienta motores para la temporada de verano. A diferencia de años anteriores, el corredor de la Cerdanya ha decidido no participar en ningún circuito competitivo específico y disputar pruebas en Europa y Estados Unidos. 

Sin embargo, antes de empezar la temporada de Trail Running, viajará al Himalaya durante cerca de siete semanas en el marco del proyecto Summits of My Life. Esta será la primera aproximación del equipo al reto del Everest. «Sabemos que nos espera un largo camino por delante. La preparación será la clave, pero también necesitaremos paciencia para descubrir estas grandes montañas. Creo que va a ser un proyecto a largo plazo que esperamos completar en los próximos años», declaraba el corredor a propósito de dicho proyecto.
 
En esta primera aproximación a la montaña más alta del planeta el objetivo de Kilian será aprender y comprobar los efectos de la altitud así como ampliar el conocimiento de la zona y la ruta prevista. El corredor estará acompañado por un pequeño equipo formado por Sébastien Montaz, Vivian Bruchez y los alpinistas catalanes Jordi Tosas y Jordi Corominas. Para este proyecto se ha escogido una ruta poco practicada en la cara norte. Como en los retos anteriores de Summits of My Life, la expedición empezará desde el último pueblo. Desde allí el objetivo es dirigirse hacia la cima y volver. Según las condiciones, el equipo se plantea intentar el ascenso bien por el corredor Norton o Hornbein. No se tiene constancia de ningún intento anterior de reto siguiendo este recorrido concreto.
 
Esta es la primera vez que Kilian Jornet estará por encima de los 8.000 m, y ve complicado poder completar una ascensión rápida en esta primera expedición: «Para mí este viaje al Everest será para aprender. Para conocer bien la montaña y sus alrededores y poder impregnarme de todo lo que mis compañeros puedan aportarme. No sé cuando podremos intentar el reto, y dependerá mucho del tiempo, la aclimatación y las condiciones en las que nos encontremos. Sé que estar preparado será la clave para próximos ascensos, así que en esta ocasión me lo tomo como una oportunidad de aprendizaje», declara.
 


Una vez más, la forma en que Kilian vive y siente la montaña serán la clave de esta expedición. Un equipo pequeño para un reto mayúsculo, todo bajo el paraguas de los valores de la montaña: minimalismo, amistad y aprendizaje.
 
La temporada específica de Trail Running empezará en julio en Alaska, donde Kilian tiene previso participar en la Mount Marathon, una carrera vertical que se disputa el día nacional de Estados Unidos hasta la cima de la montaña con el mismo nombre: «Es una de las carreras más antiguas que existen, ya que se viene disputando desde 1905. Además es una carrera bastante técnica con mucho nivel».
 
Unos días después Kilian Jornet participará por segundo año en la Hardrock (160 km, 20.700 m D+), que este año invierte el recorrido: «El año pasado me quedé enamorado de esta carrera. Las San Juan Mountains son un lugar mágico, y me gustó también el ambiento y la simplicidad de la prueba en un recorrido técnico y salvaje».
 
De regreso de Estados Unidos,  viajará a Noruega, donde pasará unas semanas hasta la celebración de la Tromsö Skyrace, prueba de la que es coorganizador: «Esta carrera junta todas las cosas que me gustan de este deporte: técnica, descubrimiento, viajes… Sin embargo, este año estaré al otro lado de la barrera, ayudando en la organización y animando a los corredores».
 


Dependiendo de cómo avance la temporada, Jornet se plantea si acudir un año más a Sierre Zinal, una prueba que siempre le ha gustado. A medianos de agosto volverá a viajar a Noruega para disputar el kilómetro vertical de Skaala: «Es una carrera que va desde el mar hasta la cima. Son 1.800 metros de desnivel y en la que participan grandes corredores».

Finalmente, y para terminar la temporada, Jornet volverá al Pirineo, para disputar la Ultra Pirineu a finales de septiembre: «Volver a correr esta carrera es como volver a los orígenes. En este recorrido, y cuando todavía no existía la carrera, fue donde me inicié en la larga distancia, recorriendo los refugios por donde pasa la prueba»
, apunta. Serán unos meses muy completos que le darán la oportunidad, una vez más, de disfrutar de las carreras de montaña por todo el mundo.