Accesos rápidos


Publicidad


Roma

Roma glorifica a Augusto

Imagen

«Augusto»

Busto de mármol del emperador Augusto con corona cívica. / © MUSEI CAPITOLINI, ROMA / SCUDERIE DEL QUIRINALE

Contenido del artículo

Las Escuderías del Quirinal conmemoran los 2.000 años de su muerte con una formidable exposición en la que destacan sus estatuas de mármol o bronce

El reinado de César Augusto (Roma, 63 a.C.-Nola, 14 d.C.), que duró más de cuarenta años, no sólo fue el más prolongado de la Roma imperial, sino el más extenso y brillante. Augusto fue adoptado en su juventud por Julio César, su tío abuelo, que fue asesinado en el 44 a.C. Dotado de un gran carisma y una extraordinaria intuición política, ostentó los cargos públicos más importantes y se convirtió en el primer emperador romano. Durante su principado puso fin a décadas de sangrientas luchas internas, que habían consumido la República, y el Imperio alcanzó su máxima expansión, a lo largo y ancho de la cuenca mediterránea, desde España hasta Turquía y desde el Magreb hasta Alemania. Las Escuderías del Quirinal, en el centro de Roma, conmemoran los 2.000 años de su muerte con una formidable exposición que se puede visitar hasta el 9 de febrero de 2014 y que después se trasladará a las Galerías Nacionales del Grand Palais, en París. 

Las grandes estatuas de Augusto

La muestra Augusto reúne unas 200 obras artísticas relacionadas con el primer emperador romano: estatuas, retratos, ornamentos domésticos de plata, bronce y vidrio, joyas de oro y piedras preciosas. Ofrece un recorrido por la vida y la carrera política y militar del princeps, un período en el que floreció una nueva cultura y lenguaje artístico que sigue siendo la base de la civilización occidental. Las grandes estatuas de Augusto, juntas por primera vez, son las piezas centrales de la exposición: Augusto como Pontífice Máximo, procedente del Museo Nacional Romano del Palacio Massimo alle Terme; el Augusto de Prima Porta, de los Museos Vaticanos, expuesta al lado de su modelo clásico, el célebre Doríforo del Museo Arqueológico Nacional de Nápoles; también se puede admirar parte de su estatua ecuestre de bronce, hallada en el mar Egeo y procedente de Atenas; o su espléndido retrato del Museo Británico, también broncíneo. 

Utilidades

  • Meneame

Comentarios


Te recomendamos este artículo Cerrar

Augusto

Abigarrada, con calles sinuosas y oscuras, maloliente... Así era Roma antes de que Augusto llenara la ciudad de nuevas termas, acueductos y monumentos que ensalzaban la dinastía imperial

Historia NG

Soldados de élite

Soldados de élite


Suscríbete