Accesos rápidos


Publicidad


México

La pirámide del Sol pudo estar dedicada al culto del fuego

Contenido del artículo

Página 2 de 2Anterior

Un templo en la cúspide

El templo, que se ubicó en la parte más alta de la pirámide, fue destruido por los propios teotihuacanos en este período, pero algunos elementos arquitectónicos, como las estelas descubiertas, se dejaron en el lugar, pues su interés era otro. Sarabia y su equipo consideran que la fosa fue excavada en tiempos prehispánicos para recuperar la ofrenda principal de la construcción, en un acto de desacralización, y repartir su contenido en otros edificios públicos de la antigua ciudad. Con el paso del tiempo, las piezas arquitectónicas que habían quedado in situ cayeron dentro de la oquedad y ahí permanecieron durante siglos. Este importante descubrimiento, unido al hallazgo en 1906 de un brasero y varios símbolos escultóricos de la ceremonia sagrada del Fuego Nuevo sobre la plataforma adosada, podría indicar que la pirámide del Sol fue escenario de cultos de carácter ígneo (dedicados al fuego) y de finales de ciclos en el calendario.

«Con las excavaciones de las últimas temporadas (2010 y 2012) podemos decir que fue concebida desde el principio con la altura que hoy podemos apreciar, cercana a los 70 metros; hablamos de los siglos I o III d.C. Ahora sabemos que se realizó en un solo momento, dentro del período mencionado, aunque en el siglo III d.C. fueron ampliados sus dos primeros cuerpos, es decir, aumentó su anchura. De manera que estas cuestiones quedan despejadas después de poco más de cien años de exploraciones», explica Nelly Núñez, investigadora del Proyecto Pirámide del Sol.

Página 2 de 2Anterior

Utilidades

  • Meneame

Comentarios


Te recomendamos este artículo Cerrar

Teotihuacán: la pirámide de la muerte

Hombres y animales fueron enterrados vivos bajo la pirámide de la Luna, en Teotihuacán, México. Los restos hallados confirman la celebración de sacrificios presenciados por miles de espectadores.

Historia NG

La capilla Sixtina

La capilla Sixtina


Suscríbete