Rinocerontes

1 / 23

1 / 23

83-1280px-Brent-Stirton. Memorial to a species

Memorial to a species

Fotografía ganadora en la categoría: Fotógrafo del año

Tomada como parte de una investigación encubierta sobre el comercio ilegal del cuerno de rinoceronte, la imagen ganadora de Brent cuenta la evocadora historia de una de las últimas víctimas del comercio de especies salvajes: un rinoceronte negro del parque Hluhluwe Imfolozi de Sudáfrica. Se cree que los cazadores furtivos provienen de una comunidad local, y realizan su atroz trabajo por encargo. Después de ingresar ilegalmente en la reserva, tendieron una emboscada al rinoceronte en un pozo de agua y lo mataron antes de huir de su la parte tan supersticiosamente apreciada de cuerpo mutilado.

La conmovedora imagen de Brent es un símbolo del impacto devastador de la demanda de cuerno de rinoceronte. Los rinocerontes negros fueron una vez la especie de rinoceronte más numerosa del mundo. Sin embargo, se estimó en 2015 que tan solo 5,000 ejemplares permanecieron en la naturaleza viviendo en libertad; una cantidad la cual los conservacionistas creen que ha caído desde entonces debido a la creciente caza furtiva en estos dos últimos años. Estos animales en peligro crítico se extinguirán muy pronto a menos que se tomen medidas efectivas y convincentes.

Foto: Brent Stirton / Wildlife Photographer of the Year 2017

2 / 23

Diceros bicornis

Diceros bicornis

Foto: AP /Michael Probst

3 / 23

"Rhino Wars"

"Rhino Wars"

Categoría: Nature. Historias. Primer premio.

Un rinoceronte negro yace muerto, abatido por sus cuernos,  en la Reserva de  Hluhluwe UmfoloziReserve, Sudáfrica. Se sospecha que los asesinos vinieron de una comunidad local próxima, entrando ilegalmente en el parque, disparando al rinoceronte con un rifle de caza silenciado de gran potencia.

Foto: Brent Stirton / World Press Photo 2017

4 / 23

Criaderos de cuernos

Criaderos de cuernos

Estos rinocerontes de un rancho sudafricano han sido recientemente despojados de sus cuernos . A diferencia del marfil de elefante, el cuerno de rinoceronte vuelve a crecer cuando se corta correctamente. El ranchero está almacenando el cuerno con la esperanza de que venderlo pronto será legal.Aquí puedes ver el reportaje sobre la caza furtiva de rinocerontes.

Foto: Ben Stirton / National Geographic

5 / 23

Parque Hluhluwe-Imfolozi, Sudáfrica

Parque Hluhluwe-Imfolozi, Sudáfrica

Unos cazadores furtivos abatieron a este rinoceronte negro por su cuerno con balas de alto calibre en el parque Hluhluwe-Imfolozi de Sudáfrica. Hoy en día tan solo quedan unos 5.000 ejemplares de la especie en todo el mundo.

Foto: B

6 / 23

31 ANI050-00104. Rinoceronte blanco norteño

Rinoceronte blanco norteño

Foto: Joel Sartore

7 / 23

Kruger. Sudáfrica

Kruger. Sudáfrica

Es el mayor de los diecisiete parques de Sudáfrica y el más antiguo, creado en 1898. Aunque el paisaje no es tan espectacular como el de la sabana, es el destino perfecto para poder contemplar los big five, los cinco grandes: león, leopardo, búfalo, elefante y el rinoceronte, además de 147 mamíferos protegidos y 517 especies de aves. La mejor época para visitarlo es de mayo a octubre, cuando la hierba está baja y hay mejor visibilidad.

Gtres

8 / 23

ZT2-2206509. Parque Nacional Etosha (Namibia)

Parque Nacional Etosha (Namibia)

La llanura salada de Etosha es, vista desde el espacio, una gran mancha blanca en el norte de Namibia. Sus 4.800 km2 abarcan una de las reservas con más biodiversidad de África. Esta enorme hondonada es el hogar del escaso rinoceronte negro, elefantes, leones, jirafas y 350 especies de aves que alcanzan su mayor concentración durante la época de lluvias, de noviembre a abril. 

Foto: HOUGAARD MALAN / AGE FOTOSTOCK

9 / 23

ANI050-00091. Rinocerontes indios, Zoo de Fort Worth, Texas

Rinocerontes indios, Zoo de Fort Worth, Texas

Asha («esperanza» en hindi), de cuatro meses de edad, permanecerá junto a su madre durante dos años. Afortunadamente, tanto en los parques zoológicos como en la naturaleza, esta especie de rinoceronte es cada vez más numerosa.

Rhinoceros unicornis

Estado de conservación: vulnerable

http://photoark.com

Foto: Joel Sartore

10 / 23

noviembre2014fondo08. Rhinoceros unicornis

Rhinoceros unicornis

11 / 23

rinocerontes02. Translado aéreo

Translado aéreo

12 / 23

rinocerontes15. Guardas de la reserva Ol Pejeta Conservancy, en Kenya

Guardas de la reserva Ol Pejeta Conservancy, en Kenya

Descornado para disuadir a los furtivos, un rinoceronte blanco norteño, uno de los siete ejemplares de la subespecie que aún sobreviven, pace junto a unos guardas de la reserva Ol Pejeta Conservancy, en Kenya. Trasladado junto con otros tres ejemplares desde un zoo de la República Checa, donde no se habían reproducido, fueron puestos en libertad en un último intento de salvar la subespecie de la extinción.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton

13 / 23

rinocerontes16.  KwaZulu-Natal

KwaZulu-Natal

Un rinoceronte en una colina de la provincia de KwaZulu-Natal, Sudáfrica.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton

14 / 23

rinocerontes14. Desarmado para sobrevivir

Desarmado para sobrevivir

Una vez cortado el cuerno, se deja que el rinoceronte anestesiado despierte en el campo.

www.brentstirton.com

 

Foto: Brent Stirton

15 / 23

rinocerontes11. KwaZulu-Natal, Sudáfrica

KwaZulu-Natal, Sudáfrica

Una hembra de rinoceronte blanco (a la izquierda) pace junto al macho que la acompaña desde que unos furtivos la atacaron en KwaZulu-Natal, Sudáfrica: desde un helicóptero, la siguieron a ella y a su cría, le dispararon un dardo tranquilizante y le cortaron los cuernos con una sierra eléctrica. Los guardas la encontraron una semana después, buscando a su cría, que había muerto, probablemente de inanición.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton

16 / 23

rinocerontes12. Operación de cuerno

Operación de cuerno

Una veterinaria corta los cuernos de una hembra de rinoceronte blanco anestesiada, en una granja de la provincia del Noroeste, en Sudáfrica. La operación dura unos 20 minutos. Los dos cuernos, compuestos de queratina (la proteína que constituye la base de la lana, las plumas, los picos y los cascos de los caballos), volverán a crecerle en unos dos años.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton

17 / 23

rinocerontes08. Botines abandonados

Botines abandonados

El cadáver en descomposición de un rinoceronte yace sin los cuernos en el mismo sitio donde fue estrangulado por una trampa de alambre colocada por los cazadores furtivos en una reserva de caza privada cercana al Parque Nacional Kruger de Sudáfrica. Los guardabosques cercaron el lugar, pero los furtivos no regresaron a por su captura y los oficiales extrajeron los cuernos.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton

18 / 23

rinocerontes07. KwaZulu-Natal, Sudáfrica

KwaZulu-Natal, Sudáfrica

Una cría de rinoceronte blanco juega con otro ejemplar joven en un redil de un parque en la provincia de KwaZulu-Natal, Sudáfrica.

www.brentstirton.com

 

Foto: Brent Stirton

19 / 23

rinocerontes06. Tesoros en forma de cuerno

Tesoros en forma de cuerno

Autoridades responsables de la protección de la vida salvaje en Sudáfrica almacenan los cuernos de rinocerontes que han fallecido de muerte natural en parques nacionales y provinciales, y también los que fueron cortados por los cazadores furtivos.

www.brentstirton.com 

Foto: Brent Stirton

20 / 23

rinocerontes04. Valor al alza

Valor al alza

Un cuerno como este de 3,5 kilos puede costar hasta 270.000 euros en el mercado negro.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton

21 / 23

rinocerontes02. Hacia un lugar más seguro

Hacia un lugar más seguro

Sedado y con los ojos vendados, un rinoceronte negro de El Cabo Oriental (Sudáfrica) es transportado así en helicóptero durante 10 minutos hasta el camión que lo llevará a su nuevo hogar, a 1.500 kilómetros de distancia. Este sistema, ideado para sacar a los animales de las zonas menos accesibles, forma parte de una iniciativa para reubicar a esta especie amenazada en zonas más favorables para su cría y distribución.

www.greenrenaissance.co.za

Foto: Green Renaissance / WWF

22 / 23

rinocerontes01. La guerra del rinoceronte

La guerra del rinoceronte

Los guardas de la reserva privada Savé Valley Conservancy, en Zimbabwe, encontraron este rinoceronte negro macho después de que unos furtivos le dispararan y le cortaran los dos cuernos. Los veterinarios tuvieron que sacrificarlo. En los últimos seis años los furtivos han matado más de mil rinocerontes africanos por sus cuernos, que se pasan de contrabando a Asia para su uso en la medicina tradicional.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton

23 / 23

rino. Rhino

Rhino

Foto: Denis Huot / Gtres

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes