Pulpos

Pulpos

Una cabeza, ocho brazos y dos ojos. Parece que eso es todo lo que vemos cuando estamos delante de un pulpo. Pero también sabemos que tiene tres corazones, un cerebro y que en la parte interior de sus ocho patas cuenta con unas potentes ventosas. Para desplazarse usa un mecanismo mediante el cual expulsa agua que le permite propulsarse a gran velocidad, y cuenta además con un depósito de tinta que utiliza para huir de las frecuentes amenazas a las que se enfrenta en las profundidades del mar. 

Los octópodos son animales marinos de la familia de los moluscos cefalópodos que carecen de esqueleto: ni interno ni externo. Se alimenta de algunos animales y algas y para reproducirse usa uno de sus ocho brazos –que en realidad es un órgano reproductivo– que introduce dentro de la hembra para depositar los espermatóforos, una especie de cápsula que contiene espermatozoides.

Artículos relacionados

Pulpos, maestros del camuflaje

Pulpos, maestros del camuflaje

Los cefalópodos se cuentan entre los primeros depredadores que cazaban en los mares de antaño. Aparecieron hace más de 500 millones de años, mucho antes que los peces.

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes