Pingüinos

1 / 39

1 / 39

STOCK KiraMorris DSC5107  2. Aptenodytes forsteri

Aptenodytes forsteri

Foto: Kira Morris

2 / 39

 SGE5378. Antártida

Antártida

Enorme congregación de pingüinos juanito en la Antártida, en mitad de una ventisca.

Foto: Daisy Gilardini

3 / 39

Spheniscus demersus

Spheniscus demersus

Foto: AP / Koji Sasahara

4 / 39

Pygoscelis adeliae

Pygoscelis adeliae

Un pingüino de adelie posa para la cámara en las inmediaciones del Monte Siple, en la Antártida. La lucha por la supervivencia será cada vez más encarnizada entre las distintas especies que pueblan la Antártida y otras que llegarán nuevas.

Foto: Jasmine Lee/Australian Antarctic Division

5 / 39

Después del baño

Después del baño

Varios pingüinos de Adelia salen del mar en la Antártida. Durante los meses de invierno emigran al borde del hielo marino en busca de krill y pescado.

Foto: Cristina Mittermeier / National Geographic Creative

6 / 39

Pingüinos de un colonia antártica. Pingüinos de Adelia de una colonia antártica

Pingüinos de Adelia de una colonia antártica

La población de pingüinos de la costa oriental antártica había sido hasta ahora infrandimensionada por los censos.

7 / 39

Pollo de Pinguino de Adelaide. Pollo de Pinguino de Adelia

Pollo de Pinguino de Adelia

Aunque a priori se trata de una buena noticia, no está muy claro que implicaciones a largo plazo puede tener un crecimiento poblacional tan alto.

Foto: Australian Antarctic Division / National Geographic

8 / 39

Pygoscelis adeliae

Pygoscelis adeliae

Los nuevos estudios estiman una población de 6 millones de pingüinos, casi más del doble de lo estipulado con anterioridad.

Foto: Australian Antarctic Division / National Geographic

9 / 39

Trampas mortales

Trampas mortales

El deshielo prematuro y cada vez más acusado de la Antártida propicia la formación de pequeños charcos de agua,  trampas mortales para los pollos que aún no han mudado el plumón por las nuevas plumas impermeables. 

Foto: Australian Antarctic Division / National Geographic

10 / 39

pinguino1. Huesos de un pingüino gigante y de un pingüino emperador

Huesos de un pingüino gigante y de un pingüino emperador

Los huesos fosilizados del pie izquierdo de un pingüino gigante (a la izquierda), descubiertos recientemente, en comparación con los huesos del pie de un pingüino emperador (derecha), la especie de pingüino más que grande que existe actualmente.

Foto: Senckenberg

11 / 39

pinguino3. Comparación de estatura

Comparación de estatura

El pingüino gigante de Waipara comparado con el pingüino emperador y con el humano.

Foto: Senckenberg

12 / 39

pinguino4. Comparación de huesos

Comparación de huesos

Huesos del pie del nuevo pingüino gigante (izquierda), de un pingüino de la especie Waimanu manneringi (centro), del mismo yacimiento de fósiles, y de un pingüino emperador (derecha).

Foto: Senckenberg

13 / 39

Spheniscus magellanicus

Spheniscus magellanicus

Foto: AP / Maxi Jonas

14 / 39

GettyImages-152545728. Pingüino de magallanes o patagónico

Pingüino de magallanes o patagónico

Se trata de una especie de pingüino propio de esta región: habita en el sur de Argentina y en las Islas Malvinas. No miden más de medio metro y sus condiciones físicas están adaptadas a las bajas temperaturas, que soportan gracias a una gruesa capa de grasa que envuelve su cuerpo y les permite mantener el calor. Cavan pequeñas cuevas a modo de nidos en las costas de la Patagonia, a donde vuelven cada año para la nueva puesta de los huevos.

Foto: Getty Images

15 / 39

150510 Newport Aquarium 9018. Pingüino barbijo

Pingüino barbijo

Foto: Joel Sartore

16 / 39

Eudyptes chrysolophus

Eudyptes chrysolophus

California Academy of Sciences

17 / 39

Pingüinos Emperador

Pingüinos Emperador

18 / 39

fondo05noviembre2012. Pingüinos sumergiéndose

Pingüinos sumergiéndose

19 / 39

fondo07noviembre2012. Aptenodytes forsteri

Aptenodytes forsteri

20 / 39

03-emperor-penguin-dense-feathers. Torpedos submarinos

Torpedos submarinos

Un pingüino emperador alcanza la máxima velocidad bajo el agua al prepararse para salir disparado desde el mar hasta el hielo.

www.paulnicklen.com

Foto: Paul Nicklen

21 / 39

02-airborne-penguin-exits-water. Velocidad de escape

Velocidad de escape

Sorprendido en pleno salto, un pingüino demuestra por qué necesita tanta velocidad. Para salir del agua, a veces tiene que saltar casi dos metros de hielo. Una salida rápida también le permite escapar de las focas leopardo, que a menudo acechan en el borde del hielo.

www.paulnicklen.com 

Foto: Paul Nicklen

22 / 39

01-penguins-launches-to-ice. Lubricación por aire

Lubricación por aire

El denso plumaje del pingüino emperador (unas 15 plumas por centímetro cuadrado, superpuestas como las tejas de un tejado) impide el paso del agua y atrapa el aire en la suave capa inferior de plumón. Una vez liberado, el aire envuelve al ave en una lubricante capa de burbujas.

www.paulnicklen.com 

Foto: Paul Nicklen

23 / 39

04-post-feeding-surface-swim. Diseñados para bucear

Diseñados para bucear

Después de recorrer el mar en busca de comida para sus pollos, los ejemplares adultos nadan por la superficie y llenan de aire su plumaje. A continuación se sumergen, ganan velocidad y se dirigen rápidamente a un agujero en el hielo por donde salen del mar.

www.paulnicklen.com 

Foto: Paul Nicklen

24 / 39

08-emperor-bolt-away-bubbles. Emperadores del hielo

Emperadores del hielo

En una colonia en el helado mar de Ross, los pingüinos padres y su prole aprovechan el breve sol del verano. La distancia hasta el mar abierto varía con las estaciones. En pleno invierno pueden tener que caminar muchos kilómetros sobre el hielo para buscar comida.

www.paulnicklen.com 

Foto: Paul Nicklen

25 / 39

05-ross-sea-penguin-colony. La unión hace la fuerza

La unión hace la fuerza

La vida es más segura en la colonia, donde hay menos depredadores y los demás compañeros están más cerca.

www.paulnicklen.com 

Foto: Paul Nicklen

26 / 39

06-safe-colony-life. Esperando a un líder

Esperando a un líder

El peligro de caer víctima de una foca leopardo al acecho es máximo al zambullirse en el mar. Por eso los pingüinos a veces pasan horas junto a un orificio en el hielo, a la espera de que un ave particularmente audaz se tire al agua.

www.paulnicklen.com

Foto: Paul Nicklen

27 / 39

12-lone-penguin-corkscrews. Proyectiles acuáticos

Proyectiles acuáticos

Los pingüinos emperador pueden salir disparados por varias razones, como descubrió el fotógrafo Paul Nicklen cuando asustó a este grupo. «Una décima de segundo después de haber tomado la foto, solo podía ver burbujas.»

www.paulnicklen.com

Foto: Paul Nicklen

28 / 39

11-penguins-prepare-for-ascent. Nada que temer

Nada que temer

«Estos pingüinos seguramente no han visto nunca un ser humano en el agua –dice el fotógrafo Paul Nicklen–, pero tardaron apenas unos segundos en darse cuenta de que yo no les suponía ningún peligro. Se relajaron y me permitieron compartir un orificio de la banquisa.»

www.paulnicklen.com

Foto: Paul Nicklen

29 / 39

09-relaxed-welcoming-penguins. Nadadores olímpicos

Nadadores olímpicos

Los pingüinos emperador son capaces de sumergirse hasta una profundidad de 500 metros y permanecer bajo el agua durante 20 minutos sin salir a respirar. «Me cautivaron las hermosas estelas de burbujas», dice Nicklen, quien desafió unas aguas a -2 ºC para captar estas imágenes.

www.paulnicklen.com 

Foto: Paul Nicklen

30 / 39

georgia10

georgia10

31 / 39

Metatada_241. Pingüinos en la Luna

Pingüinos en la Luna

Puntuales como la salida de la luna en la isla de la Posesión, los pingüinos reales se congregan para ejecutar sus rituales de apareamiento. Machos y hembras hinchan el pecho, levantan la cabeza y lanzan reclamos para anunciarse. Formadas las parejas, comienza la época de cría.

Stefano Unterthiner

32 / 39

Metatada_239

Metatada_239

La alarma cunde entre los pingüinos al percibir la peligrosa proximidad de una orca macho, cuya aleta dorsal alcanza los dos metros. Las orcas prefieren los elefantes marinos, pero no hacen ascos a los pingüinos.

Stefano Unterthiner

33 / 39

Metatada_238

Metatada_238

Un pingüino real adulto amenaza a un págalo dispuesto a llevarse al pollo que acaba de matar.
 

Stefano Unterthiner

34 / 39

Metatada_237

Metatada_237

Cuando cumplen unos meses de edad, los pollos pierden los atentos cuidados diarios de los padres y tienen que acurrucarse unos con otros en busca de calor y seguridad. La mortandad entre los pollos alcanza hasta el 75 %. Muchos mueren de hambre en invierno.

Stefano Unterthiner

35 / 39

Metatada_236. Bajo el agua

Bajo el agua

Tras pasar varios días en el mar buscando comida, un grupo regresa a la costa con el estómago lleno de peces, que en parte regurgitarán para alimentar a sus pollos. Las marcas anaranjadas, el pico fino y alargado, y el cuerpo de un metro de largo los distinguen como pingüinos reales.

Stefano Unterthiner

36 / 39

Metatada_235. los pingüinos reales se reúnen en la bahía Americana de la isla de la Posesión

los pingüinos reales se reúnen en la bahía Americana de la isla de la Posesión

Soberanos de un lejano reino libre de hielo situado al norte de la Antártida, los pingüinos reales se reúnen en la bahía Americana de la isla de la Posesión para, durante un mes, mudar el plumaje antes de aparearse y criar.

Stefano Unterthiner

37 / 39

Metatada_234

Metatada_234

Como corresponde a su nombre, el pingüino real se caracteriza por su aspecto majestuoso. De un metro de alto y 13 kilos de peso, es, después del emperador, la segunda especie de pingüino de mayor tamaño. También se distingue fácilmente por sus marcas anaranjadas en la cabeza, el pico, el cuello y el pecho.

Stefano Unterthiner

38 / 39

Metatada_233

Metatada_233

En verano los pingüinos reales transforman un tranquilo valle bautizado como Jardín Japonés en una estridente colonia de cría de 100.000 aves, donde cada pareja defiende su pequeña parcela de territorio.

Stefano Unterthiner

39 / 39

FONPINGU3. PIngüinos a la luz de la Luna

PIngüinos a la luz de la Luna

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes