Osos Panda

1 / 29

1 / 29

Ailuropoda melanoleuca

Ailuropoda melanoleuca

Foto: AP / Vincent Thian

2 / 29

"Pandas Go Wild"

"Pandas Go Wild"

Categoría: Nature. Historias. Segundo premio.

Ye-Ye, un panda gigante de 16 años, holgazanea en el enorme recinto salvaje del centro de conservación de la Reserva Natural Wolong. Su cría de dos años de edad fue puesta en libertad después de superar el "entrenamiento de panda". El panda gigante ha abandonado recientemente la lista de las especies en peligro de extinción, un pequeño milagro que han obrado los los esfuerzos de los zoólogos y conservacionistas chinos. 

Foto: Amy Vitale / World Press Photo 2017

3 / 29

Ye Ye

Ye Ye

Ye Ye, una panda gigante de 16 años descansa en el centro de conservación de la Reserva Natural de Wolong, en China. Aquí puedes ver el reportaje completo.

Foto: Ami Vitale / National Geographic

4 / 29

ANI058-00063 HR. Panda gigante

Panda gigante

Foto: Joel Sartore

5 / 29

panda1. Baby P y Hao Hao

Baby P y Hao Hao

Baby P, un panda macho, nació el pasado 2 de junio y, dos meses después, finalmente se ha dejado ver junto con su madre.

Foto: Benoît Bouchez / Pairi Daiza 2016-08-06

6 / 29

panda2. Madre y cría

Madre y cría

Madre y cría accedieron a su cueva el pasado sábado 6 de agosto.

Foto: Benoît Bouchez / Pairi Daiza 2016-08-06

7 / 29

panda3. Amor de madre

Amor de madre

Hao Hao mantiene un vínculo muy estrecho con su cría y nunca la deja sola.

Foto: Benoît Bouchez / Pairi Daiza 2016-08-06

8 / 29

panda4. En la cueva

En la cueva

Baby P y Hao Hao en su cueva situada en el parque zoológico Pairi Daiza, al suroeste de Bruselas.

Foto: Benoît Bouchez / Pairi Daiza 2016-08-06

9 / 29

panda5. Un verdadero milagro

Un verdadero milagro

Visitantes y cuidadores del zoo observan el fuerte vínculo que mantiene la madre con su cría. El nacimiento de Baby P ha sido un verdadero milagro.

Foto: Benoît Bouchez / Pairi Daiza 2016-08-06

10 / 29

panda6. Momento de ternura

Momento de ternura

Hao Hao se desvive por su cría y nunca la deja sola.

Foto: Benoît Bouchez / Pairi Daiza 2016-08-06

11 / 29

pandas-china. Sexo bajo supervisión

Sexo bajo supervisión

En Bifengxia, los osos se aparean bajo la supervisión de los cuidadores, lejos de la privacidad de la que gozan en estado salvaje. No obstante, los responsables del centro buscan maneras de facilitar conductas de apareamiento naturales, como son las marcas de olor, la elección de pareja o la competición entre machos.

Foto: Ami Vitale

12 / 29

pandas-china-9. Una guardería de pandas

Una guardería de pandas

Pandas de tres meses duermen en la guardería de Bifengxia. Cuando una hembra pare gemelos, no suele atender por igual a los dos cachorros. Los cuidadores contrarrestan esa desigualdad alternando las crías regularmente para que ambas reciban tanto cuidados humanos como maternos.

Foto: Ami Vitale

13 / 29

pandas-china-8. Camino a la libertad

Camino a la libertad

Cuidadores de la Reserva de Wolong transportan a Hua Jiao («Belleza Delicada») para hacerle un control médico antes de que concluya su preparación para la vida en libertad. En ese hábitat viven otras especies que también se benefician de la conservación del panda.

Foto: Ami Vitale

14 / 29

pandas-china-3. Una prueba de fuego para saber si están preparados

Una prueba de fuego para saber si están preparados

Gao Xiaowen posa con un leopardo disecado que los cuidadores de Wolong utilizan para que los pandas jóvenes aprendan a temer a su mayor enemigo en la naturaleza. La reacción de una cría frente al "depredador" ayuda a determinar si está o no preparada para sobrevivir en libertad.

Foto: Ami Vitale

15 / 29

pandas-china-2. Triple felicidad, y triple trabajo

Triple felicidad, y triple trabajo

 Una madre cuida a estos tres cachorros, aunque solo parió a uno de ellos. Entregar una cría débil o rechazada por su madre biológica a una madre sustituta ayuda a aumentar la supervivencia de los cachorros en los centros de cría de pandas.

Foto: Ami Vitale

16 / 29

pandas-china-11. Uno de los mamíferos que crece más rápido

Uno de los mamíferos que crece más rápido

Ciego, casi sin pelo, gritón y diminuto (0,001 veces el tamaño de su madre), un recién nacido requiere cuidados extremos, aunque no será así por mucho tiempo. El panda figura entre los mamíferos de crecimiento más rápido: pasa de unos 100 gramos a 1,8 kilos en el primer mes de vida.

Foto: Ami Vitale

17 / 29

pandas-china-7. ¿Cómo te va por ahí arriba?

¿Cómo te va por ahí arriba?

En un recinto arbolado de la Reserva de Wolong, los cuidadores Ma Li y Liu Xiaoqiang buscan las señales de radio del collar de un panda que está siendo entrenado para la reintroducción en la naturaleza. El seguimiento les permite saber cómo le va al cachorro en el escarpado terreno montaña arriba.

Foto: Ami Vitale

18 / 29

Papá Panda

Papá Panda

Zhang Hemin ("Papá Panda" para sus empleados) posa con las crías nacidas en 2015 en el centro de Bifengxia. "Para algunos lugareños el panda gigante tiene poderes mágicos -cuenta Zhang, quien dirige muchos de los proyectos de conservación del panda en China-. Para mí representa la belleza y la paz".

Foto: Ami Vitale

19 / 29

Una panda con historia

Una panda con historia

Ye Ye, una panda gigante de 16 años cuyo nombre rinde homenaje a la amistd entre Japón y China, gandulea en un recinto cercado de un centro de conservación de la Reserva Natural de Wolong. Su cría, Hua Yan ("Muchacha Bonita"), está siendo preparada para la reintroducción en la naturaleza

Foto: Ami Vitale

20 / 29

pandas-china-10. Los animales más queridos de China

Los animales más queridos de China

La cuidadora Li Feng acuna a un bebé panda junto a la ventana de la guardería de Bifengxia, la parada más popular entre los turistas que visitan las instalaciones. Más de 400.000 personas acuden al centro cada año para ver a los animales más queridos de China.

Foto: Ami Vitale

21 / 29

pandas-china-99. La primera hembra libre

La primera hembra libre

Lista para la suelta, Zhang Xiang ("La Pensativa") daba sus primeros pasos en la Reserva Natural de Liziping en 2013. Fue la primera hembra liberada desde que empezaron las reintroducciones, y a juzgar por las señales de su collar de seguimiento, le va muy bien.

Foto: Ami Vitale

22 / 29

panda1. Hao Hao sostiene a su cría

Hao Hao sostiene a su cría

Hao Hao sostiene a su cría con la boca después del parto.

Foto: Pairi Daiza

23 / 29

panda2. 171 gramos

171 gramos

La madre coge con la boca al cachorro, que sólo pesa 171 gramos.

Foto: Pairi Daiza

24 / 29

panda3. Hao Hao y un cuidador

Hao Hao y un cuidador

Los cuidadores se ocuparán de la cría durante los primeros días: la amamantarán con leche materna y si hace falta le darán de comer con la mano.

Foto: Pairi Daiza

25 / 29

panda4. "Una pequeña salchicha rosada"

"Una pequeña salchicha rosada"

Eric Domb, fundador y director general del zoológico, describió amistosamente al cachorro como "una pequeña salchicha rosada".

Foto: Pairi Daiza

26 / 29

panda5. En la incubadora

En la incubadora

Eric Domb y los expertos chinos junto a la cría, que descansa en la incubadora.

Foto: Pairi Daiza

27 / 29

panda6. Relajada tras el parto

Relajada tras el parto

Hao Hao se mostró relajada tras el parto.

Foto: Pairi Daiza

28 / 29

MM8283 130802 13974-crop. El significado del Norte

El significado del Norte

Los osos polares se alimentan sobre todo de focas anilladas y barbadas, que cazan en el hielo marino. En tierra firme gorronean aves marinas, huevos y hierba. Este estuvo varios días pastando al pie de la Roca Rubini… y mordisqueó la cámara con control remoto.

Foto: Cory Richards

29 / 29

ANI058-00042 horizontal hr. Panda gigante, Zoo de Atlanta, Georgia

Panda gigante, Zoo de Atlanta, Georgia

Ailuropoda melanoleuca

Estado de conservación: en peligro de extinción

http://photoark.com

Foto: Joel Sartore

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes