85 Fotos de Monos

Monos

1 / 85
Monos narigudos

1 / 85

Monos narigudos

A los monos narigudos les gusta moverse por un amplia área de distribución, no obstante su hogar está cada vez más fragmentado. Se trata de una especie que prospera muy mal en cautiverio, por tanto, preservarlos significa salvar los bosques. Sin embargo en Sabah, donde ellos y los elefantes locales son reconocidos como un reclamo turístico, tan solo el 15 % de los monos viven dentro de las áreas protegidas. Los bosques desprotegidos se están convirtiendo en granjas de camarón y plantaciones de aceite de palma. La situación en el vecino Kalimantan es igualmente grave. En total, un tercio de las selvas tropicales de Borneo han desaparecido desde 1973, la mayor parte alrededor de las franjas costeras, y la noción de "área protegida" ofrece poca defensa contra los explotadores comerciales. En 2011, Noruega otorgó a Indonesia mil millones de dólares como incentivo para proteger sus bosques; pero es muy poco y es demasiado tarde. Al ritmo actual, Borneo habrá perdido todas sus selvas tropicales desprotegidas de tierras bajas para 2020.

Foto: Tim Flach

macacos-japoneses-en-aguas-termales-3. No solo para evitar el frío

2 / 85

No solo para evitar el frío

Aunque a estos primates les encante bañarse para aliviar las bajas temperaturas, los científicos han descubierto que también reduce su estrés.

Foto: Gtres

macacos-japoneses-en-aguas-termales-4. Una hormona vinculada con el estrés

3 / 85

Una hormona vinculada con el estrés

Los científicos decidieron comparar en varios individuos la concentración de glucocorticoides en su cuerpo. Esta hormona relacionada con el estrés aumenta con las bajas temperaturas.

Foto: Gtres

macacos-japoneses-en-aguas-termales-2. Monos de las nieves

4 / 85

Monos de las nieves

Los macacos japoneses también se conocen como 'monos de las nieves' y son los primates no humanos que habitan en latitudes más septentrionales.

Foto: Gtres

Resistencia dorada

5 / 85

Resistencia dorada

Localizado a lo largo de las montañas del centro de China, el mono dorado de nariz chata soporta algunos de los inviernos más duros de cualquier primate no humano puede soportar. Su capa de pelo larga y suave lo protege de los vientos helados mientras que su rostro desnudo soporta la mayor parte del frío. Ha sido cazado durante mucho tiempo por su hermoso pelaje, pero desde principios de la década de 1990, la caza furtiva se ha reducido gracias a una mayor protección del gobierno. No obstante, su número ha seguido disminuyendo a medida que se despejaron sus bosques

para la obtención de madera y la creación de tierras de cultivo. Además, el turismo se ha expandido al amparo del crecimiento económico de China, y las manadas de monos se han visto fuertemente hostigadas y perseguidas para ser vistas. Tan solo alrededor de 120 ejemplares de esta especie sobreviven en la actualidad en estado salvaje.

Foto: Tim Flach

El mono misterioso

6 / 85

El mono misterioso

Los científicos descubrieron los monos de nariz chata de Yunnan en la década de 1890, no obstante luego se desvanecieron en la oscuridad, y se creía que se habían extinguido hasta que se descubrió otro en 1962. Se trata de unos de los primates más esquivos de la Tierra. Son seminómadas y viven en altitudes más altas que cualquier otro mono, en los espesos matorrales de bambú de las montañas Hengduan en el sudoeste de China. Al igual que sus primos de pelo dorado, enfrentan temperaturas invernales de menos -40 ° C, y tradicionalmente son venerados por la población local por su resistencia. Esta los ve como antepasados y los llaman "hombres salvajes de las montañas". Si China aplica efectivamente su protección de los bosques antiguos, el futuro de los monos de nariz chata de Yunnan mejorará significativamente, no obstante los altos niveles de endogamia seguirán siendo una amenaza seria. Las poblaciones supervivientes son tan pequeñas y están tan aisladas en la actualidad que es posible que no tengan suficiente diversidad genética para medrar en los próximos siglos.

Foto: Tim Flach

La jungla de hormigón

7 / 85

La jungla de hormigón

El tamarino multicolor ha evolucionado en una pequeña área en el noreste de la selva amazónica. Su hábitat junto al río proporcionaba todas las presas y vegetación que necesitaban, pero a fines del siglo XVII se produjo un asentamiento humano. Este asentamiento ahora se ha convertido en el puerto de Manaus, una capital regional con más de dos millones de residentes. Gran parte del hogar de tamarino ha sido pavimentado, y aunque se puede encontrar en algunas áreas protegidas, el tamarino de manos rojas, especie invasora, le está "robando" la mayor parte de los alimentos y el poco hábitat que les queda. A diferencia de algunas especies de monos, el tamarino de varios colores no ha podido adaptarse a la vida urbana, y con frecuencia es asesinado por perros, automóviles y líneas eléctricas cuando cruza la ciudad entre fragmentos de bosque aislados. La presión económica continúa empujando a Manaus a crecer, haciendo que la extinción de este primate tan intrigante sea una posibilidad cada vez más real.

Foto: Tim Flach

Colores verdaderos

8 / 85

Colores verdaderos

El estilo lo es todo cuando vives en un grupo tan grande como el de un mandril. Con una tropa de 1.300 ejemplares una vez registrada en los bosques de Gabón, se cree que los mandriles forman los grupos sociales más grandes de primates no humanos. Con sus llamativas caras y ojos, han evolucionado para exhibir la coloración más espectacular de cualquier especie de mamífero, cuya intensidad indica su estado social y sexual. Lamentablemente, no es solo su apariencia lo que es atractivo. La carne de mandril se considera un manjar en el oeste de África, y es parte de un comercio en crecimiento, con toneladas de carne de animales silvestres introducidas de contrabando en el oeste de Europa a diario. Debido a que los mandriles viven en grupos tan grandes, gran parte de su población puede caer en el comercio en auge en una sola cacería. La tala y la agricultura también están limitando sus lugares de refugio, por lo que estos notables animales necesitan urgentemente una protección más eficaz.

Foto: Tim Flach

Monos narigudos

9 / 85

Monos narigudos

Los machos de varias especies de primates poseen prominentes adornos morfológicos con un marcado dimorfismo sexual, es decir, presentan una forma distinta en los machos y en las hembras.

Nasalis larvatus

10 / 85

Nasalis larvatus

Junto con sus sistemas sociales, el grado en que la competencia actúa en los machos en aras de monopolizar el acceso a las hembras, probablemente viene determinado por unas características masculinas morfológicas y conductuales.

Hembra de Nasalis larvatus

11 / 85

Hembra de Nasalis larvatus

La nariz, en las hembras, aunque no tan grande como en los machos, también presenta un tamaño considerable.

clonacionmacacos1. Jóvenes macacos

12 / 85

Jóvenes macacos

Zhong Zhong, de ocho semanas de edad, y Hua Hua, de seis semanas, en una incubadora.

Foto: Qiang Sun and Mu-ming Poo / Chinese Academy of Sciences via AP / Gtres

clonacionmacacos2. Macacos cangrejeros

13 / 85

Macacos cangrejeros

Las dos jóvenes hembras, de la especie Macaca fascicularis, son genéticamente idénticas.

Foto: Qiang Sun and Mu-ming Poo / Chinese Academy of Sciences via AP / Gtres

Trachypithecus francoisi

14 / 85

Trachypithecus francoisi

Reserva de la Biosfera de Savegre, Costa Rica

15 / 85

Reserva de la Biosfera de Savegre, Costa Rica

Los cultivos agrarios son importantes en las zonas de gran altura y comprenden sobre todo plantaciones de manzanos, granados y aguacates.

Foto: UNESCO/Savegre Biosphere Reserve

AP 17143679208695. "No me gusta este lugar"

16 / 85

"No me gusta este lugar"

Un joven babuino se aferra a su madre. Un año después de que el zoológico cerrara sus puertas y se transformara en un parque, cientos de animales permanecen tras los barrotes y en un ruidoso limbo.

8 de julio de 2016.

Foto: AP / Natacha Pisarenko

AP 17143679262327. El ánimo por los suelos

17 / 85

El ánimo por los suelos

El estado depresivo y de infelicidad de muchos animales se hace especialmente evidente en esta fotografía. 

Foto: AP / Natacha Pisarenko

AP 17143679129491. No es vida para un animal

18 / 85

No es vida para un animal

Un mandril solitario de encuentra dentro de un recinto en el antiguo zoológico de la ciudad de Buenos Aires. Cuando el alcalde Horacio Rodríguez Larreta anunció su cierre el año pasado, dijo que los animales eran un "tesoro" que no podía permanecer en cautiverio cerca del ruido y la contaminación. Sin embargo aún no se ha trasladado un solo animal propiedad de la ciudad.

12 de mayo de 2017. 

Foto: AP / Natacha Pisarenko

Gibón. Gibón en BIOPARC Fuengirola

19 / 85

Gibón en BIOPARC Fuengirola

Ares, hembra de gibón de mejillas doradas con Den, macho de la misma especie (al fondo) en el hábitat recreado en BIOPARC Fuengirola del sudeste asiático.

Foto: BIOPARC

"Golden Monkey Surveying the Area"

20 / 85

"Golden Monkey Surveying the Area"

Categoría: Sustanaible Travel

En lugar de despojar a un bosque de sus árboles para instalar un complejo de tiendas de souvenirs, lugares como el Parque Nacional de los Volcanes de Ruanda prefieren proteger el hábitat nativo de varias especies raras, incluyendo el langur chato dorado, el gorila de montaña y el elefante del bosque. Los dólares del turismo del parque emplean a guías y porteadores,  y también apoyan los proyectos de desarrollo de las comunidad allí presentes, lo que que reduce los incentivos para  el desarrollo de actividades ilegales, como la tala de bosques o la caza furtiva de antílopes, monos o gorilas en peligro.

Muchas familias de primates en el parque se sienten cómodos con una presencia humana cercana. Estuve encantado de poder situarme a apenas unos metros de esta hermosa hembra de langur dorado mientras descendía de los árboles para buscar alimento entre los brotes de bambú. Me prestó poca atención, pero examinó el área brevemente, tal vez como precaución contra las águilas.

Foto: John Beckman / Smithsonian Photo Contest

Theropithecus gelada

21 / 85

Theropithecus gelada

El gelada es una especie de primate catarrino de la familia Cercopithecidae endémica de las tierras altas de Etiopía.

Foto: Jeff Kerby

Theropithecus gelada

22 / 85

Theropithecus gelada

Pesan entre 13 y 20 kilogramos, y al igual que los babuinos, son terrestres y pasan el tiempo alimentándose en las praderas.

Foto: Jeff Kerby

Theropithecus gelada

23 / 85

Theropithecus gelada

En el momento del parto permanecen en silencio en un esfuerzo por no alertar a los depredadores.

Foto: Jeff Kerby

Theropithecus gelada

24 / 85

Theropithecus gelada

Los geladas viven en pequeños grupos compuestos por un macho, varias hembras y sus crías.

Foto: Jeff Kerby

Theropithecus gelada

25 / 85

Theropithecus gelada

Estas pequeñas bandas se unen con otras para alimentarse, formando grupos de hasta 350 individuos. Ocasionalmente se ha visto reunidos a más de 650 geladas alimentándose, formando subgrupos más pequeños entre ellos dentro de ese conjunto.

Foto: Jeff Kerby

Theropithecus gelada

26 / 85

Theropithecus gelada

Es el único primate no humano con la capacidad de sostener una conversación con sus semejantes a partir de rápidas modulaciones del tono y volumen de la voz. Realiza esto mediante el chasquido de los labios.

Foto: Jeff Kerby

Theropithecus gelada

27 / 85

Theropithecus gelada

A pesar de que no se les considera una especie amenazada, se cree que sólo existen unos 50.000 o 60.000 ejemplares en todo el mundo.

Foto: Jeff Kerby

Theropithecus gelada

28 / 85

Theropithecus gelada

Cuando llega el momento de dar a luz, las geladas de Guassa, Etiopía, normalmente muy sociales, a menudo se aíslan para evitar el comportamiento agresivo de otros miembros de la manada.  

Foto: Jeff Kerby

JDO 20070313 0967. Un baño caliente en un día frío

29 / 85

Un baño caliente en un día frío

Unos macacos japoneses se dan un baño caliente durante un frío día invernal en Jigokudani. La temperatura del aire está por debajo del punto de congelación, pero la del agua supera los 35 grados. Relajados por el humeante calor del agua, muchos se quedan adormecidos.

Foto: Jasper Doest

JDO 20130130 0394. Combatir el duro invierno

30 / 85

Combatir el duro invierno

De hábitos fuertemente sociales, los macacos japoneses se bañan juntos en las fuentes termales que hay en el parque, a 850 metros de altitud. Aquí los inviernos pueden ser duros, ya que se acumula más de un metro de nieve,
y las aguas calientes los protegen y reconfortan.

Foto: Jasper Doest

JDO 20120130 1930. Adaptado al frío

31 / 85

Adaptado al frío

Bien adaptado al frío que impera en el archipiélago nipón durante el invierno, el macaco japonés está cubierto de un espeso manto de pelo en todo el cuerpo, excepto en la cara, las nalgas y la palma de las manos y los pies, donde la elevada concentración de vasos sanguíneos mantiene su calor corporal.

Foto: Jasper Doest

JDO 20090120 1030. Abrazo para entrar en calor

32 / 85

Abrazo para entrar en calor

Dos ejemplares jóvenes se abrazan para entrar en calor. Inteligentes y muy sociables, estos animales habitan tres de las cuatro islas principales de Japón.

Foto: Jasper Doest

JDO 20090122 2282. En busca de un bocado

33 / 85

En busca de un bocado

Un macaco extiende un pie, tratando de alcanzar la comida que han tirado al agua los trabajadores del parque. Cada mono tiene su estrategia: algunos se zambullen y bucean para recuperar el alimento; otros, como este, utilizan los pies para asir los bocados que han caído al fondo.

Foto: Jasper Doest

JDO 20150115 2618. Hábitos sociales

34 / 85

Hábitos sociales

De hábitos fuertemente sociales, los macacos japoneses se bañan juntos en las fuentes termales que hay en el parque, a 850 metros de altitud. Aquí los inviernos pueden ser duros, ya que se acumula más de un metro de nieve,
y las aguas calientes los protegen y reconfortan.

Foto: Jasper Doest

JDO 20150114 1702. Miradas casi humanas

35 / 85

Miradas casi humanas

En su serie fotográfica sobre esta especie, el único mono nativo de Japón, Doest se ha centrado en los baños. Al retratarlos cuando se relajan o chapotean en el agua, envueltos en la niebla o entre delicadas gotas de agua, el fotógrafo holandés pone el foco en sus expresiones faciales, logrando miradas casi humanas.

Fotos: Jasper Doest

DL u296317 001. Un cría de mono en el Taronga Zoo

36 / 85

Un cría de mono en el Taronga Zoo

A tan solo 15 minutos de la ciudad de Sídney, en el Taronga Zoo se pueden ver casi 4.000 animales diferentes. Su privilegiada situación ofrece grandes vistas a la bahía de Sídney y se organizan multitud de eventos, exhibiciones y tours, lo cual promete una experiencia única en un zoo diferente. 

Foto: Gtres

Orangutans 10.ngsversion.1478898391668.adapt.1900.1. Crías huérfanas

37 / 85

Crías huérfanas

Muy cotizadas en el mercado negro de mascotas, las crías de orangután solo pueden capturarse previa matanza de su protectora madre. Estos huérfanos son criados en el centro de recuperación International Animal Rescue.

Foto: Tim Laman

MM8117 130804 05143. Un paraguas de fabricación casera

38 / 85

Un paraguas de fabricación casera

Un macho de orangután de Borneo se cubre de la lluvia con una rama con hojas. Los orangutanes fabrican "paraguas" para resguardarse de la lluvia, sosteniendo hojas sobre la cabeza y a veces sobre la espalda. Este comportamiento aprendido es un ejemplo de la transmisión de 'cultura' de una generación a la siguiente.

 

Foto: Tim Laman

STOCK MM8117  150727 00437. Bebé orangután rescatado

39 / 85

Bebé orangután rescatado

A raíz de una denuncia, un activista medionambiental confisca un bebé orangutan capturado ilegalmente para venderlo como mascota. Los trabajadores del centro de rescate intentarán enseñar a este ejemplar huérfano cómo sobrevivir en la vida salvaje, pero las técnicas de entrenamiento son controvertidas, y encontrar una zona del bosque en la que liberar a estos primates se está volviendo cada vez más difícil.

Foto: Tim Laman

MM8117 151024 52173. La amenaza del fuego

40 / 85

La amenaza del fuego

Un manto de humo generado por los incendios forestales cubría la isla de Borneo a finales del año 2015. Estos fuegos, originados al talar los bosques de forma ilegal para abrir paso a los cultivos de palma aceitera, quemaron más de 2 millones de hectáneras en toda Indonesia, dañanndo gran parte del hábitat de los orangutanes.

Foto: Tim Laman

MM8117 140603 25870. Aprendizaje por imitación

41 / 85

Aprendizaje por imitación

Este bebé de orangután de 11 meses de edad copia a su madre a la hora de alimentarse. Los ejemplares juveniles permanecerán con su progenitor hasta 10 años para aprender técnicas de supervivencia, entre ellas, cómo encontrar los frutos más nutritivos del bosque lluvioso.

Foto: Tim Laman

MM8117 140522 22245. Bajar de los árboles

42 / 85

Bajar de los árboles

Un macho de orangután de Borneo conocido por los investigadores con el nombre de Niko recorre el suelo del bosque cercano al pantano de de Tuanan, en la isla de Borneo. Aunque los orangutanes pasan la mayor parte del tiempo en lo alto de los árboles, en ocasiones los machos descienden y recorren largas distancias en tierra.

Foto: Tim Laman

MM8117 140612 27438. Fuera de su hábitat

43 / 85

Fuera de su hábitat

Incapaz de sobrevivir en un entorno original después de varios años como mascota, este orangután macho pasará el resto de sus días en un centro de rescate.

Foto: Tim Laman

MM8117 140612 27089. "Clases de selva"

44 / 85

"Clases de selva"

Tapados con mascarillas para proteger a los orangutanes de los patógenos humanos, el personal del centro de rescate imparte "clases de selva" diarias: enseñan a los pequeños hiérfanos las habilidades y conductas naturales necesarias para sobrevivir por sí mismos.

Foto: Tim Laman

Mascota y merienda

45 / 85

Mascota y merienda

Los indígenas cultivan y cazan en el bosque de Manú, Perú, pero sólo para su propia subsistencia. Los monos araña son una de sus presas favoritas, además de sus mascotas.

Foto: Charlie Hamilton James / National Geographic

 Yoina y el mico

46 / 85

Yoina y el mico

Un tamarín de Spix (Saguinus fuscicollis) descansa sobre la cabeza de Yoina Mameria Nontsotega mientras que la chica, del pueblo amazónico de los Matsigenka, se refresca en el río Yomibato, en el Parque Nacional peruano de Manú.

Foto: Hamilton James / National Geographic

Rachypithecus geei

47 / 85

Rachypithecus geei

Foto: Wildlife Photographer of the Year 2016 / Dhyey Shah

Pan paniscus

48 / 85

Pan paniscus

Foto: AP /Wong Maye-E

¡Tranquilo amigo, no es más que una mala racha!

49 / 85

¡Tranquilo amigo, no es más que una mala racha!

En esta foto tomada el 6 de julio de 1966, el pequeño Wimpy, un gibón de tan solo 6 meses, extiende una agradable caricia sobre la cabeza este gran danés que fuera el perro guardián del zoológico de Twycross, en Leicestershire. La diferencia entre el tamaño de Prince, el perro, y el pequeño mono, no fue impedimento para que estos trabaran una gran amistad. De hecho, los de esta raza, son algunos de los perros que cuentan con un instinto de protección más desarrollado.

Foto: AP / S

Paz entre viejos enemigos

50 / 85

Paz entre viejos enemigos

Dos cachorros de tigre de Sumatra y dos crías de orangután comparten la sala de lactancia de la enfermería del zoológico de Taman Safari, en Bogor, Indonesia. Los tigres y los orangutanes, que en la naturaleza son tan miscibles como el agua y aceite, se convirtieron en compañeros de juego después de que fueran abandonados por sus madres.

Foto: AP / Achmad Ibrahim

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?