Mantis religiosa

1 / 12
mantis2. Una mantis se come un colibrí de Ana

1 / 12

Una mantis se come un colibrí de Ana

Una mantis de la especie Stagmomantis limbata comiéndose un colibrí de Ana (Calypte anna) que había muerto previamente en un alambre espinoso en Sierra Foothills, en el estado de California. 

Foto: Megan Ralph, Dryad Ranch

mantis1. Una mantis china con un colibrí

2 / 12

Una mantis china con un colibrí

Una mantis china (Tenodera sinensis) captura un colibrí de garganta roja (Archilochus colubris) en Clermont, en Nueva Jersey. 

Foto: Todd Klein

mantis3. Una mantis religiosa y un colibrí barbinegro

3 / 12

Una mantis religiosa y un colibrí barbinegro

Una mantis religiosa devora, colgada de un comedero, un colibrí barbinegro (Archilochus alexandri) en Millwood, en el estado de Colorado. 

Foto: Tom Vaughan

mantis4. Una mantis china con un colibrí

4 / 12

Una mantis china con un colibrí

Una mantis china (Tenodera sinensis) comiéndose un colibrí de garganta roja (Archilochus colubris) en Biggesville, en el estado de Illinois. 

Foto: Randy Anderson, courtesy from 'What’s That Bug?'

mantis5. Una mantis china con un colibrí

5 / 12

Una mantis china con un colibrí

Una mantis china (Tenodera sinensis) comiéndose un colibrí de garganta roja (Archilochus colubris) en Biggesville, en el estado de Illinois. 

Foto: Randy Anderson, courtesy from 'What’s That Bug?'

mantis6. Una mantis china con un colibrí

6 / 12

Una mantis china con un colibrí

Una mantis china (Tenodera sinensis) devora un colibrí de garganta roja (Archilochus colubris) en Benton Harbor, en el estado de Míchigan. 

Foto: Chris McCarthy

mantis7. Una mantis devora un colibrí de Allen

7 / 12

Una mantis devora un colibrí de Allen

Una mantis de la especie Stagmomantis limbata devora un colibrí de Allen (Selasphorus sasin) en San Juan Capistrano, en el estado de California. 

Foto: Kris Okamoto

VISIONES02_agosto2014. Iris oratoria

8 / 12

Iris oratoria

La amistad no sabe de colores

9 / 12

La amistad no sabe de colores

Tercer puesto en la categoría: Animales

"La amistad no conoce el color, la nacionalidad, la raza o el nivel social: la amistad no conoce de edad y género, la amistad no conoce la distancia". Luis A. Ribeiro Branco. De esta manera debe ser. Y esta imagen perfectamente podría representar el mensaje. Dos ejemplares de Empusa pennata que parecen jugar a un juego en el delgado tallo de una planta. Una instantánea soberbia, ya que es muy poco frecuente ver a dos especímenes de esta especie juntos.

Foto: José Pesquero Gómez

panama03. Ochroma de Panamá

10 / 12

Ochroma de Panamá

Una mantis religiosa en alerta máxima aguarda la llegada de los insectos que durante la noche acuden a recoger el polen de las flores de Ochroma. Al fondo brillan las luces de los barcos que navegan por el canal de Panamá.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

Metatada_283. Deroplatys angustat

11 / 12

Deroplatys angustat

Cuando falla la cripsis (capacidad de un organismo de pasar inadvertido), Deroplatys angustat, insecto del Sudeste Asiático imitador de las hojas secas, puede revelar súbitamente los colores vivos y las manchas en forma de ojos de la cara inferior de las patas y las alas delanteras, para asustar a los enemigos.

 

Christian Ziegler

Metatada_282. Deroplatys trigonodera

12 / 12

Deroplatys trigonodera

La mantis Deroplatys trigonodera, a diferencia de sus parientes de color verde, ha evolucionado para parecerse a una hoja en descomposición. El sigiloso insecto, dotado de unos grandes ojos compuestos, es un gran cazador nocturno que pasa desapercibido entre la hojarasca del bosque tropical a la espera de su presa.

 

Christian Ziegler

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?