Insectos

1 / 178

1 / 178

Pay Day

Pay Day

¡Por los pelos, pero hecho! Tras una dura negociación con esta brizna de hierba tambaleante obtuvo lo que buscaba: un refrescante premio en forma de gota de agua. Es la justa recompensa para esta trabajadora hormiga trabajadora al final de un arduo día de trabajo. 

Foto: Giuseppe Bonali / European Treasures of Nature Photo Competition 2017

2 / 178

Harvestman

Harvestman

Con sus esbeltas patas de filigrana, los murgaños, arácnidos de la familia de los opiliones, lucen increíblemente frágiles. Y más aún cuando están trepando por delicadas estructuras vegetales. Este ejemplar posó brevemente para una fotografía completamente inmóvil sobre las cabezas de las semillas de una clemátide.

Foto: Bernd Liedtke / European Treasures of Nature Photo Competition 2017

3 / 178

Up in the Air

Up in the Air

"Sin prisa pero sin pausa" parece ser el lema de este ejemplar de Graphosoma lineatum también conocido como insecto trovador. Obviamente ha llegado a un callejón sin salida y ahora está decidido a cruzar al otro lado de la rama tomando un atajo, 

Foto: Javier Herranz / European Treasures of Nature Photo Competition 2017

4 / 178

Take-off

Take-off

-Plataforma de despegue:
-Despejada.
-Alas:
-En posición.
-Antenas:
-Operativas.
-Permiso para despegar concedido.

Foto: Susanne Wunn / European Treasures of Nature Photo Competition 2017

5 / 178

18-1280px-Jaime-Rojo. El esplendor de los Monarcas

El esplendor de los Monarcas

Fotografía finalista en la categoría: Animales en su hábitat

Jaime había sido testigo de la espectacular reunión de mariposas monarcas antes, pero esta vez tenía un permiso para quedarse hasta el anochecer. "Tuve que correr cuesta arriba persiguiendo la última luz, todos los árboles a mi alrededor temblaban de mariposas", cuenta el fotógrafo. El momento clave llegó cuando una mariposa abrió sus alas naranjas, y el resto de la colonia llenó el marco.

Cada otoño, millones de mariposas monarcas emigran a casi 5,000 kilómetros de su criadero para hibernar en México. Los bosques de abetos sagrados rebosan de insectos que se juntan para protegerse. Sin embargo este espectáculo de la naturaleza está amenazado por el uso de herbicidas en América del Norte, la tala ilegal y una mayor frecuencia de las tormentas de invierno debido al cambio climático.

Foto: Jaime Rojo / Wildlife Photographer of the Year 2017

6 / 178

32-1280px-Javier-Aznar-Gonza¦ülez-de-Rueda. El gladiador contra el escarabajo

El gladiador contra el escarabajo

Fotografía finalista en la categoría: Comportamiento animal: anfibios y reptiles.

Javier estaba tomando fotos de los insectos atraídos por las luces de una pensión cuando su amigo señaló a esta rana arbórea "luchando" contra un gorgojo. Javier enmarcó su disparo, los ojos moteados de oro de la rana se hicieron eco del resplandor a través del cristal estampado. Dos fotos más tarde, el insecto escapó y la rana consiguió no morir por asfixia. 

La ranas arbóreas gladiadoras no son ajenas al conflicto. Los machos deben proporcionar un nido para asegurarse una compañera y las disputas territoriales subsiguientes por la consecución de su objetivo pueden ser letales. Por regla general, su comida no suele acarrear una pugna tan fiera, sin embargo este pequeño gorgojo, conformado como si un pequeño tanque en miniatura se tratase, se está agarrando la lengua de la rana como si fuera una hoja y como si la vida le fuera en ello. De hecho en la pelea se jugaba su suerte. 

Foto:Javier Aznar González de Rueda / Wildlife Photographer of the Year 2017

7 / 178

Spider in Blue

Spider in Blue

Primer premio por votación popular en la categoría: Macro

"Ejemplar arácnido entre destellos. Doble exposición en cámara para un solo RAW. Equilibrio de blancos forzado a fríos para obtener este ambiente".

Foto: José Pesquero Gómez / MontPhoto 2017

8 / 178

Nemoptera

Nemoptera

Primer premio en la categoría: Macro

"La nemóptera o duende (Nemoptera bipennis) a primera hora de la mañana, fondo blanco para clave alta y paraguas para dar sombra y restar brisas. Realizada en la sierra a 1200 metros que es donde se produce la eclosión de este insecto. Objetivo macro, trípode y disparador".

Foto: Francisco Motilva Peralta / MontPhoto 2017

9 / 178

dipluro1. Dipluro

Dipluro

Especie similar a la descubierta en la cueva Kaptarhana, en el este de Turkmenistán.

Foto: José Manuel Sánchez Sanz

10 / 178

dipluro2. Cueva Kaptarhana

Cueva Kaptarhana

Entrada a la cueva Kaptarhana, que es un refugio para un gran número de invertebrados endémicos.

Foto: Aleksandr Degtyarev

11 / 178

M.sapphirus vs M. verpertilio

M.sapphirus vs M. verpertilio

Comparación de un macho de M. sapphirus (3-4) y otro de M. verpertilio (5-8).

En la fotografia se puede apreciar las diferencias en el patrón de lineas en el abdomen de ambas especies. Las piernas de M. sapphirus son de un color oscuro y más uniforme que las de M. vespertilio en cuyo fémur marrón más ancho se aprecian los segmentos que conforman sus patas. 
 

Foto: Jürgen C. Otto & David E. Hill / Peckamia

12 / 178

Marathus nimbus

Marathus nimbus

3 machos de Marathus nimbus

Foto: Foto: Jürgen C. Otto & David E. Hill / Peckamia

13 / 178

Maratus melindae

Maratus melindae

En los últimos 9 años se ha producido un gran aumento en el número de especies del género. Muchas descripciones han sido la resultante de los descubrimientos realizados no solo por científicos, si no también por ciudadanos, aficionados a las arañas o fotógrafos. en la actualidad 63 especies que pueden ser asignadas con confianza al género.

Foto: Jurgen Otto

14 / 178

Las arañas pavo real

Las arañas pavo real

Las arañas de pavo real son conocidas por sus colores distintivos y sus danzas de apareamiento enérgicas y nerviosas.

Foto: Jurgen Otto

15 / 178

Marathus sapphirus

Marathus sapphirus

El género Maratus fue descubierto en 1878, sin embargo hasta 2008 tan solo contaba con un total de 7 especies reconocidas: M. amabilis, M. linnaei, M. mungaich, M. pavonis, M. splendens, M. vespertilio y M. volans.

 

 

Foto: Jurgen Otto

16 / 178

STOCK Ingo Arndt MG 0811 4c  2. Lluvia de insectos

Lluvia de insectos

17 / 178

Reserva de la Biosfera del Jebel Al Dair, Sudán

Reserva de la Biosfera del Jebel Al Dair, Sudán

Se trata del macizo montañoso de Al Dair, que posee bosques y parques de sabana seca, ecosistemas forestales y una red de arroyos.

Foto: UNESCO/Salwa M. Abdelhameed

18 / 178

Reserva de la Biosfera de Itaipú, Paraguay

Reserva de la Biosfera de Itaipú, Paraguay

Alberga poblaciones de grandes predadores –arpías, jaguares y pumas– y de grandes herbívoros como el tapir, aves e insectos.

Foto: UNESCO / Itaipu Binacional / Alberto Carosini

19 / 178

Cycloscomia truncata

Cycloscomia truncata

Foto: Imagechina / AP

20 / 178

Illacme tobini

Illacme tobini

El Illacme tobini es un milpiés que podría ostentar el récord de número de patas que ahora tiene el Siphonorhinid con 750.

Foto: Paul Marek, Virginia Tech

21 / 178

Illacme tobini

Illacme tobini

La nueva especie, descubierta en el Parque Nacional Sequoia de EE UU, cuenta con 414, pero los investigadores han descubierto que a lo largo de su vida continúa añadiendo segmentos a su cuerpo, cada uno con sus patas correspondientes.

Foto: Paul Marek, Virginia Tech

22 / 178

Illacme tobini

Illacme tobini

Además, cuatro de sus patas están modificadas para transferir espermatozoides a las hembras que segregan seda.

Foto: Paul Marek, Virginia Tech

23 / 178

Illacme tobini

Illacme tobini

Vive en pequeñas grietas bajo la superficie de suelo y se cree que pertenece a un linaje que se remonta a hace 200 millones de años.

Foto: Paul Marek, Virginia Tech

24 / 178

Scolopendra cataracta

Scolopendra cataracta

La Scolopendra cataracta es un nuevo ciempiés que tiene la característica de ser el primero jamás observado por los investigadores que es capaz de sumergirse y correr bajo el agua de la misma forma en que lo haría en tierra firme. La criatura es originaria de Laos y los científicos temen por su población debido a que la actividad turística de la zona está provocando la rápida pérdida de su hábitat. Cuenta con 20 pares de patas y puede medir unos 20 centímetros de largo.

Foto: Siriwut / Edgecombe and Panha

25 / 178

Ejemplar de hormiga soldado Pheidole drogon

Ejemplar de hormiga soldado Pheidole drogon

Esta especie es una hormiga espinosa originaria de Papúa Nueva Guinea cuyas espinas dorsales han sido objeto de estudio mediante imágenes en rayos X en tres dimensiones, conocidas como microtomografías.

Foto: Georg Fischer

26 / 178

Ejemplar de hormiga soldado Pheidole drogon

Ejemplar de hormiga soldado Pheidole drogon

Normalmente se creía que esas espinas servían de manera exclusiva como mecanismo de defensa, ahora se apunta a que algunas pueden servir de anclaje para los músculos encargados de soportar el peso de la cabeza y mandíbulas, que en su caso son especialmente grandes.

 

Foto: Georg Fischer

27 / 178

Ejemplar de hormiga soldado Pheidole drogon

Ejemplar de hormiga soldado Pheidole drogon

La hormiga se alimenta de semillas que ella misma tritura antes de ingerir y que no podría hacer si el tamaño de sus mandíbulas fuera de menor tamaño.

Foto: Georg Fischer

28 / 178

Eulophophyllum kirki

Eulophophyllum kirki

Es un animal que solo se conoce por fotografías dado que los investigadores no han podido recoger ningún ejemplar. Fue descubierto por casualidad mientras los científicos buscaban tarántulas y serpientes en Borneo, Indonesia.

Foto: Peter Kirk

29 / 178

Eulophophyllum kirki

Eulophophyllum kirki

El saltamontes Eulophophyllum kirki en su habitat en el Valle de Danum, Malasia.

Foto: Peter Kirk

30 / 178

Eulophophyllum kirki

Eulophophyllum kirki

Se trata de unos saltamontes con una increíble capacidad de camuflarse entre el follaje, usando su color y forma para mimetizarse con el entorno. Tanto las patas como el resto del cuerpo recuerdan a hojas. Las hembras poseen un color rosa brillante, mientras que los machos son completamente verdes.

Foto: Peter Kirk

31 / 178

Eriovixia gryffindori

Eriovixia gryffindori

Esta pequeña araña de menos de 2 mm de largo posee una forma y colores que le permiten camuflarse en la hojarasca en la que se esconde durante el día, dado que se cree que es una especie nocturna.

 

Foto: Sumukha J. N.

32 / 178

Eriovixia gryffindori

Eriovixia gryffindori

Su rasgo más característico es la forma, que recuerda a la de un sombrero de mago. Es por ello que sus descubridores la han bautizado como gryffindori en homenaje al mago Godric Gryffindor de la saga Harry Potter.

Foto: Sumukha J. N.

33 / 178

Eriovixia gryffindori

Eriovixia gryffindori

La especie es endémica de los bosques húmedos de la zona centro-occidental de la India, donde construye redes verticales en forma de esfera.

Foto: Sumukha J. N.

34 / 178

Melitaea acentria

Melitaea acentria

Ejemplares hembra de Melitaea acentria en la naturaleza

Foto: Lukhtanov V.

35 / 178

Melitaea acentria sp y  M. persea persea. Melitaea acentria sp y M.persea persea

Melitaea acentria sp y M.persea persea

Varios ejemplares, machos y hembras, de Melitaea acentria sp y M.persea empleados en estudio genético de la nueva especie descubierta:

a,  b,  c:  M. acentria, macho.

d: M. acentria, hembra.

e: M. persea persea, macho. 

f:  M. persea persea, hembra. 

g, h : M. persea persea, macho. 

 

Foto: Lukhtanov V.

36 / 178

De flor en flor

De flor en flor

Tercer premio en la categoría: Animales en movimiento

Foto: Miquel Pons Bassas / Zoológico de Barcelona

37 / 178

"Weevil in Yellow"

"Weevil in Yellow"

Mención de honor en la categoría: Nature & Wildlife

Foto: Ludwig Wagner / Mobile Photography Awards 2016

38 / 178

"Drops, Lots of Drops"

"Drops, Lots of Drops"

Mención de honor en la categoría: Macro & Details

Foto: Natalya Peshkova / Mobile Photography Awards 2016

39 / 178

"Leaf Creeper"

"Leaf Creeper"

Fotografía ganadora en la categoría: Macro & Details

Foto: Geoff Cunningham / Mobile Photography Awards 2016

40 / 178

Caligo sp. . Caligo spp.

Caligo spp.

Foto: AP / Frank Augstein

41 / 178

"The Hidden Murder"

"The Hidden Murder"

Categoría: Natural World

 

Una araña con su captura, una mosca doméstica, se oculta bajo los pétalos de una flor.

Foto: Swaroop Singha Roy / Smithsonian Photo Contest

42 / 178

ambar2. Coleópteros estafilínidos

Coleópteros estafilínidos

Inclusiones en ámbar de diversos coleópteros estafilínidos de la subfamilia Oxyporinae.

Fotos: Chenyang Cai / Nature Communications

43 / 178

ambar3. Piezas bucales

Piezas bucales

Detalles de las piezas bucales de coleópteros de la subfamilia Oxyporinae, tanto extintos como actuales.

Fotos: Chenyang Cai / Nature Communications

44 / 178

ambar2. Antenas altas y estilizadas

Antenas altas y estilizadas

El coleóptero Cascomastigus monstrabilis posee un cuerpo extremadamente grande, unos palpos maxilares alargados que terminan en forma de maza, mandíbulas dentadas y unas antenas modificadas altas y estilizadas.

Foto: Chen-Yang Cai

45 / 178

ambar3. Antenas para cazar

Antenas para cazar

Las antenas actuaban como trampas para cazar los colémbolos con los que se alimentaba.

Foto: Chen-Yang Cai

46 / 178

ambar4. Cazador de colémbolos

Cazador de colémbolos

El Cascomastigus es el depredador más antiguo conocido especializado en capturar colémbolos.

Foto: Chen-Yang Cai

47 / 178

ambar1. Atrapado en ámbar

Atrapado en ámbar

Coleóptero del nuevo género Cascomastigus, atrapado en ámbar de Myanmar.

Foto: Chen-Yang Cai

48 / 178

ambar5. Colémbolos

Colémbolos

Colembolos fosilizados en ámbar. Los Collembola son unos insectos diminutos de seis patas, entre los más numerosos de nuestro planeta.

Foto: Chen-Yang Cai

49 / 178

termitas4. Colonia de termitas

Colonia de termitas

Colonia de termitas nasutiformes.

Foto: Toru Miura

50 / 178

termitas2. Termitas soldado

Termitas soldado

Termitas soldado de la especie Nasutitermes triodiae.

Foto: Toru Miura

51 / 178

termitas3. Termitas viajeras

Termitas viajeras

Las termitas del género Nasutitermes llegaron a Australia en los últimos 20 millones de años procedentes de Asia o de Sudamérica.

Foto: Toru Miura

52 / 178

escarabajo1. 'Nymphister kronaueri'

'Nymphister kronaueri'

Escarabajo de la especie Nymphister kronaueri viajando mimetizado sobre el abdomen de una hormiga.

Foto: Munetoshi Maruyama

53 / 178

escarabajo2. Foresis

Foresis

Foresis o transporte del escarabajo Nymphister kronaueri.

Foto: Daniel Kronauer

54 / 178

escarabajo3. Transporte

Transporte

Los mirmecófilos aprovechan el transporte para desplazarse y acceder a grandes cantidades de alimentos de la mejor calidad.

Foto: Daniel Kronauer

55 / 178

escarabajo4. Nueva especie

Nueva especie

La nueva especie Nymphister kronaueri ha sido descubierta en la Estación Biológica La Selva, en el norte de Costa Rica.

Foto: Daniel Kronauer

56 / 178

Captura de pantalla 2017-01-26 a la(s) 17.43.14. Detalles morfológicos

Detalles morfológicos

D. Pierna trasera que muestra espolones tibiales. La flecha muestra un pequeño espolón dorsal. La barra se corresponde con una de escala de 147 micras.

E. Vista lateral de la punta del metatarso. La barra se corresponde con una de escala de 100 micras.

F. Gonoporo. (protuberancia genital) La barra se corresponde con una de escala de 130 micras.

G. Vista dorsal del cerco (apéndice del último segmento abdominal). La flecha señala el epítropo (placa que rodea al orifício anal). La barra se corresponde con una de escala de 140 micras.

H. Vista dorsal del abdomen. La barra se corresponde con una de escala de 0,5 mm

I. Detalle del cerco izquierdo formado por 12 segmentos. La barra se corresponde con una de escala de 130 micras.

George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregón

57 / 178

Extremidades

Extremidades

A. Segmentos protarsales numerados. La barra se corresponde con una de escala de 120 micras.
B. Segmentos mesotarsales numerados. La barra se corresponde con una de escala de 85 micras.
C. Segmentos metatarsales numerados. La barra se corresponde con una de escala de 153 micras.

 

58 / 178

Holototipo de Aethiocarenus burmanicus. Holotipo de Aethiocarenus burmanicus

Holotipo de Aethiocarenus burmanicus

A. Vista dorsal de la base del pronotum, mesonotum y metanotum, primeras piezas que componen el protótorax de estos insectos. La barra se corresponde con una de escala de 0,2 mm.

B. Vista lateral de la cabeza que muestra la inserción de la antena y el ocelo. La barra se corresponde con una de escala de 167 micras.

C. Glándulas secretoras y depósitos de secreción (flechas inferiores) en el cuello. La barra se corresponde con una de escala de 68 micras.

George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregón

59 / 178

Aethiocarenus burmanicus

Aethiocarenus burmanicus

Visión lateral de la especie descubierta. La barra se corresponde con una de escala de 1 mm.

Foto: George Poinar Jr. / Universidad de Oregon

60 / 178

Novedades taxonómicas

Novedades taxonómicas

Este extraño insecto, encontrado y preservado en ámbar, representa una nueva especie, género, familia y orden de insectos.

Foto: George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregon

61 / 178

Defensas químicas

Defensas químicas

Las llamadas “glándulas de Nick” de este extinto insecto conservado en ámbar parecen liberar una sustancia que puede haber sido usada para repeler a los depredadores.

Foto: George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregon

62 / 178

Una cabeza de alienígena

Una cabeza de alienígena

Su cabeza, la cual según los investigadores se asemeja a la de la forma en que se retratan los alienígenas, es tan inusual ha requerido que el insecto extinto se clasifique en un orden taxonómico completamente nuevo.

Foto: George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregon

63 / 178

La amistad no sabe de colores

La amistad no sabe de colores

Tercer puesto en la categoría: Animales

"La amistad no conoce el color, la nacionalidad, la raza o el nivel social: la amistad no conoce de edad y género, la amistad no conoce la distancia". Luis A. Ribeiro Branco. De esta manera debe ser. Y esta imagen perfectamente podría representar el mensaje. Dos ejemplares de Empusa pennata que parecen jugar a un juego en el delgado tallo de una planta. Una instantánea soberbia, ya que es muy poco frecuente ver a dos especímenes de esta especie juntos.

Foto: José Pesquero Gómez

64 / 178

15-Drange 1. La cabeza de una mariquita naranja (Halyzia sedecimguttata)

La cabeza de una mariquita naranja (Halyzia sedecimguttata)

Asker, Noruega.

Imagen obtenida mediante microscopio reflector: 10X

Foto: Geir Drange / NIKON Small World Photomicrography 2016

65 / 178

4- Schroeder. La probóscide de una mariposa

La probóscide de una mariposa

Chiang Mai, Tailandia

Imagen ampliada: 6,3X

Foto: Jochen Schroeder / NIKON Small World Photomicrography 2016

66 / 178

5-Siwanowicz 1. Pie frontal de un escarabajo buceador macho

Pie frontal de un escarabajo buceador macho

Howard Hughes Medical Institute (HHMI), Janelia Research Campus, Ashburn, Virginia, USA

Imagen obtenida a partir de un microscopio confocal: 100X

Foto: Dr. Igor Siwanowicz / NIKON Small World Photomicrography 2016

67 / 178

11-Sneyers 1. Imagen a escala del reverso de un ala de mariposa (Vanesa atalanta)

Imagen a escala del reverso de un ala de mariposa (Vanesa atalanta)

Brecht, Bélgica 

Imagen obtenida mediante macroscopía: 10X

Foto: Francis Sneyers / NIKON Small World Photomicrography 2016

68 / 178

13-Piorkowski 1. Colmillos venenosos de un ciempiés (Lithobius erythrocephalus)

Colmillos venenosos de un ciempiés (Lithobius erythrocephalus)

South Beloit, Illinois, USA

Imagen obtenida mediantela superposción de varias imagenes obtenidas por un microscopio de iluminación por fibra óptica: 16X

 

Foto: Walter Piorkowski / NIKON Small World Photomicrography 2016

69 / 178

18-Scanlon 1. Oreina cacaliae

Oreina cacaliae

Department of Agriculture and Food, Western Australia, Biosecurity and Regulation - Pest Diagnostics South Perth, Australia.

Cubierta de un ala (élitro), segmentos abdominales y pata trasera de un escarabajo de hoja ancha (Oreina cacaliae)

Imagen formada a partir de la superposicion de varias imagenes obtenidas mediante estereomicroscopía: 40X

Foto: Pia Scanlon / NIKON Small World Photomicrography 2016

70 / 178

Vanessa atalanta

Vanessa atalanta

Foto: Bernd Wüstneck/Picture-alliance/DPA/AP

71 / 178

INS002-00199 hr. Ciervo volante gigante

Ciervo volante gigante

Foto: Joel Sartore

72 / 178

INS006-00122 HR. Tarántula de Paraguaná

Tarántula de Paraguaná

Foto: Joel Sartore

73 / 178

INS014-00017. Escolopendra poliforma de Arizona

Escolopendra poliforma de Arizona

Foto: Joel Sartore

74 / 178

INS014-00116 hr. Milpiés de bandas amarillas

Milpiés de bandas amarillas

Foto: Joel Sartore

75 / 178

INS017-00038 hr. Escorpión de cola delgada

Escorpión de cola delgada

Foto: Joel Sartore

76 / 178

INS014-00161-HR. Termita norteamericana

Termita norteamericana

Foto: Joel Sartore

77 / 178

INS007-00119 hr. Mariposa emperador de manchas azules

Mariposa emperador de manchas azules

Fotos: Joel Sartore

78 / 178

INS007-00129 HR. Mariposa de la pasionaria de la subespecie incarnata

Mariposa de la pasionaria de la subespecie incarnata

Foto: Joel Sartore

79 / 178

C2 Rubén-Pérez-Novo Categoría-Marco Entre-pompas Primer-Premio. Categoría-Marco Entre-pompas Primer-Premio

Categoría-Marco Entre-pompas Primer-Premio

Primer premio de la categoría "Macro".

"Esta mantis parece estar entre pompas de jabón por el contraluz atravesando las gotas del rocío de primeras horas de la mañana. Este efecto tan particular es creado por la lente Meyer Trioplan 50 / 2.9". La foto fue tomada en Ares, Ferrol, La Coruña.

Foto: Rubén Pérez Novo / MontPhoto

80 / 178

camuflaje1. Camuflaje animal

Camuflaje animal

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: larva de crisopa de mediados del Cretácico procedente de un ámbar de Birmania; crisopa con una carga protectora completa, formada por un pseudoescorpión, otros insectos y materia vegetal; y, por último, larva de crisopa con filamentos verticales de origen vegetal.

Foto: Bo Wang, Nanjing

81 / 178

camuflaje2. Armadura de granos de arena

Armadura de granos de arena

Camuflaje de una larva de mosca búho. Las larvas viven camufladas entre la hojarasca o debajo de las piedras, mediante una especie de armadura de granos de arena.

Foto: Bo Wang, Nanjing

82 / 178

camuflaje3. Carga protectora completa

Carga protectora completa

Crisopa con una carga protectora completa, formada por un pseudoescorpión, otros insectos y materia vegetal.

Foto: Bo Wang, Nanjing

83 / 178

camuflaje4. Filamentos verticales

Filamentos verticales

Larva de crisopa con filamentos verticales de origen vegetal.

Foto: Bo Wang, Nanjing

84 / 178

libelulas1. Apareamiento

Apareamiento

Apareamiento entre un macho y una hembra de la especie Calopteryx virgo, conocida como bella dama. El macho tiene las alas negroazuladas y la hembra marrones.

Foto: Lund University

85 / 178

libelulas2. 'Calopteryx splendens'

'Calopteryx splendens'

Un individuo de la especie Calopteryx splendens, conocida como la libélula azul.

Foto: Lund University

86 / 178

libelulas3. 'Calopteryx virgo'

'Calopteryx virgo'

Un macho de la especie Calopteryx virgo, con sus características alas oscuras.

Foto: Lund University

87 / 178

libelulas4. Erik Svensson

Erik Svensson

Erik Svensson, biólogo evolutivo de la Universidad de Lund.

Foto: Lund University

88 / 178

libelula10. Un caballito del diablo (Gabón)

Un caballito del diablo (Gabón)

Este caballito del diablo o damisela, similar a una libélula, pertenece a la nueva especie Umma gumma, detectada en Gabón. El nombre hace referencia al álbum Ummagumma de Pink Floyd. Queda claro que no todas las especies desconocidas son pequeñas, indistintas o crípticas, pues hay algunas tan grandes y coloridas como este caballito del diablo.

Foto: Jens Kipping / ESF

89 / 178

escarabajo7. Un escarabajo (Perú)

Un escarabajo (Perú)

Un alfiler junto a Phytotelmatrichis osopaddington, un minúsculo escarabajo hallado en Perú y que se caracteriza por tener unas alas plumosas. Su nombre hace referencia al Oso Paddington, un personaje de la literatura infantil británica, procedente de Perú según el cuento.

Foto: Michael Darby / ESF

90 / 178

Danzando sobre la bola de estiércol

Danzando sobre la bola de estiércol

Un escarabajo pelotero sobre una bola de estiércol ejecuta una danza misteriosa. Su caparazón duro rota encima de la pelota y con sus ojos diminutos toma una serie de instantáneas del cielo diurno o nocturno que quedarán almacenadas en su pequeño pero prodigioso cerebro.

Foto: Emily Baird, Lund University

91 / 178

Vespa Mandarinia . Avispón asiático gigante. Vespa mandarinia

Avispón asiático gigante. Vespa mandarinia

92 / 178

Synchronous Fireflies. "Synchronous Fireflies"

"Synchronous Fireflies"

Fotografía ganadora de la categoría "imágenes modificadas".

"Tomé la imagen de estas luciérnagas en una oscuridad casi absoluta. Estaba completamente rodeada por ellas y fui testigo de uno de los fenómenos naturales más sorprendentes y mágicos: luciérnagas que se sincronizan. 

© Radim Schreiber. All rights reserved

93 / 178

Pupas de escarabajo

Pupas de escarabajo

Pupa abierta que muestra un escarabajo en fase larvaria (a la izquierda) y en fase adulta (a la derecha).

Foto: C.S. Chaboo

94 / 178

Escarabajo disecado

Escarabajo disecado

Escarabajo disecado del género Diamphidia.

Foto: C.S. Chaboo

95 / 178

MM8241 140915 10390. En busca de la superabeja

En busca de la superabeja

En un laboratorio del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, la técnica Sharon O’Brien sujeta con unas pinzas el aguijón de una abeja reina sedada mientras se dispone a inyectarle semen en el oviducto (el conducto de acceso a los ovarios). Los investigadores intentan criar abejas que sean resistentes a Nosema ceranae, un hongo parásito de Asia que está haciendo estragos en las colmenas de Europa y Estados Unidos.

Fuente: Laboratorio de Investigación de Cría, Genética y Fisiología de las Abejas Melíferas, Servicio de Investigación Agrícola, Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Baton Rouge

Foto: Anand Varma

96 / 178

MM8241 140912 08078. En busca de la superabeja

En busca de la superabeja

Rodeada de abejas nodrizas, una reina en una colmena experimental resistente a los ácaros extiende la lengua para recibir alimento. La reina, criada por investigadores del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, es «limpiadora», es decir, produce obreras que instintivamente detectan y matan las pupas infestadas de ácaros. Ahora los científicos están desarrollando  abejas limpiadoras que además reúnan los rasgos más apreciados por los  apicultores: docilidad, resistencia y abundante producción de miel.

Fuente: Laboratorio del Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura de Estados Unidos
 

Foto: Anand Varma

97 / 178

MM8241 140920 11853. En busca de la superabeja

En busca de la superabeja

Una abeja extiende la probóscide para beber agua azucarada de un algodón  en un laboratorio de la Universidad del Estado de Pennsylvania. Para medir los efectos de los productos agroquímicos, los investigadores comparan cuánto tardan dos grupos de abejas –uno de ellos expuesto a agroquímicos y el otro no– en aprender que una bocanada de aire perfumado (la flor) vendrá seguida de una recompensa (el néctar). Cada vez más, los científicos creen que muchos compuestos antes considerados inocuos causan daños sutiles a las abejas.

Fuente: Laboratorio Mullin, Departamento de Entomología, Universidad del Estado de Pennsylvania

Foto: Anand Varma

98 / 178

MM8241 141104 16713. En busca de la superabeja

En busca de la superabeja

Una joven abeja sale de una celda de cría. A lo largo de sus seis semanas de vida, esta obrera volará en busca de néctar, producirá miel y criará a la siguiente generación.

Imagen compuesta por 23 fotografías combinadas digitalmente

Fuente: Billy Synk, Centro de Investigación de la Abeja Melífera Harry H. Laidlaw, Jr., UC Davis

Foto: Anand Varma

99 / 178

MM8241 140914 09364. En busca de la superabeja

En busca de la superabeja

Un investigador deposita una gota diminuta de fenotrina sobre una abeja –sedada dentro de un vaso de papel– para estudiar los efectos de este potente  insecticida, en un experimento de la Universidad del Estado de Louisiana y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Como las abejas regresan a las colmenas al anochecer, casi nunca entran en contacto con esos productos,  que suelen aplicarse de noche. Pero los investigadores han observado que  incluso dosis mínimas pueden tener efectos negativos para estos insectos.

Fuente: Frank Rinkevich, Universidad del Estado de Lousiana, Baton Rouge
 

Foto: Anand Varma

100 / 178

MM8241 141104 16715. En busca de la superabeja

En busca de la superabeja

En 2007 saltó a los titulares el «síndrome de despoblamiento de las colmenas», un fenómeno que hacía estragos en los colmenares de todo el mundo. Hoy la mayoría de los investigadores lo atribuye a una combinación de plagas, patógenos, pesticidas y pérdida de hábitat. El peor de  todos esos elementos es el ácaro asiático Varroa destructor (en la imagen, sobre una larva de abeja).

Imagen compuesta por 200 fotografías combinadas digitalmente

Fuente: Centro de Investigación de la Abeja Melífera Harry H. Laidlaw, Jr.

Foto: Anand Varma

101 / 178

BOON9755.  Coenagrion puella

Coenagrion puella

Visto de frente, este caballito del diablo azul (Coenagrion puella) parece una joya coronada por dos piedras preciosas de color azul intenso.

Foto: Pierre-David Chambon

102 / 178

BOON0326 filtered. Un odonato pasado por agua

Un odonato pasado por agua

De noche, tras el brusco descenso de la temperatura, el vapor de agua se condensa y las gotas se adhieren al cuerpo y los ojos de este insecto del orden de los odonatos. El enorme peso de las gotas aumenta la vulnerabilidad de estos pequeños invertebrados

Foto: Pierre-David Chambon

103 / 178

BOON0009.  Sympetrum pedemontanum

Sympetrum pedemontanum

Completamente inerte, una libélula de la especie Sympetrum pedemontanum permanece a la espera de que los primeros rayos de sol evaporen las brillantes gotas de rocío que cubren su cuerpo.

Foto: Pierre-David Chambon

104 / 178

BOON9729-2. Coleóptero irisado

Coleóptero irisado

Muchas especies de la familia de los crisomélidos, a la que pertenece este coleóptero, ostentan brillantes colores que irisan su cabeza, tórax y abdomen.

Foto: Pierre-David Chambon

105 / 178

VISIONES02_agosto2014. Iris oratoria

Iris oratoria

106 / 178

HEMIS 0613621. Movimiento migratorio

Movimiento migratorio

Cada año, tras recorrer miles de kilómetros para alejarse del frío invierno del norte continental, las mariposas llegan a México.

GTRES

107 / 178

HEMIS 0650051. Mariposa Monarca

Mariposa Monarca

Estos lepidópteros de apenas 10 centímetros realizan la proeza de cruzar norteamérica de norte a sur y de sur a norte, en un viaje de más de 4.000 kilómetros.

GTRES

108 / 178

HEMIS 0123537. Fin del invierno

Fin del invierno

En febrero y marzo se empiezan a dar las condiciones óptimas para que las mariposas emprendan su viaje de vuelta. Es un buen momento para visitar la Reserva.

GTRES

109 / 178

03-yasuni-insect-grid-670. Yasuní, bosque lluvioso en venta

Yasuní, bosque lluvioso en venta

La diversidad de insectos es tal que podría haber 100.000 especies en una hectárea, entre ellas las que se muestran aquí, con otras criaturas. 

www.liittschwager.com

Foto: David Liittschwager

110 / 178

socotora05. Llanura de Zhar

Llanura de Zhar

Caracoles terrestres trepan por los árboles en la árida llanura de Zhar para escapar del calor, y de los escarabajos carnívoros; pero a cambio quedan a merced de las aves hambrientas.

 www.doctorbugs.com

Foto: Mark W. Moffett

111 / 178

voe03abril2012. Psilothrix viridicoerulea

Psilothrix viridicoerulea

Foto: José Antonio Martínez

112 / 178

panama11. Invitado sorpresa

Invitado sorpresa

Unas abejas africanas beben el néctar de una flor de Ochroma, mientras una avispa negra descansa sobre un pétalo.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

113 / 178

panama06. El turno de las abejas

El turno de las abejas

Unas abejas africanas pululan alrededor de una flor de Ochroma justo después de ponerse el sol. Las abejas buscan el polen; si aterrizan por error en el estanque de néctar de una flor, probablemente se ahogarán. Su capacidad para ver con menos luz que las abejas meliponas nativas les proporciona una ventaja competitiva de noche. Mientras es de día, las abejas nativas a menudo bloquean el acceso a las flores.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

114 / 178

panama03. Ochroma de Panamá

Ochroma de Panamá

Una mantis religiosa en alerta máxima aguarda la llegada de los insectos que durante la noche acuden a recoger el polen de las flores de Ochroma. Al fondo brillan las luces de los barcos que navegan por el canal de Panamá.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

115 / 178

heirloom14. Ames, Iowa, Iowa Estados Unidos

Ames, Iowa, Iowa Estados Unidos

Un apicultor esparce humo para tranquilizar a las abejas y poder inspeccionar el proceso de polinización en un cultivo de girasoles del banco de semillas de Ames, Iowa. Puesto que las semillas pueden perder su capacidad de germinación con la edad, los investigadores producen de forma periódica nuevas generaciones de semillas a partir de las colecciones almacenadas. Cada variedad se cultiva en una caja a salvo de insectos con su propia colmena para evitar polinizaciones cruzadas con otras variedades.

Foto: Jim Richardson

116 / 178

polinizador18. El abejorro en peligro

El abejorro en peligro

Un abejorro sorbe el néctar de un girasol en Arizona. Muchas especies de abejorros están en declive, principalmente por la pérdida de hábitat y probablemente por la acción de patógenos introducidos.

Foto: Mark W. Moffett

117 / 178

polinizador17. Apis mellifera infestados con Varroa destructor

Apis mellifera infestados con Varroa destructor

En 2010 se informó de una posible causa del síndrome de despoblamiento de las colmenas (SDC), la rápida muerte de millones de abejas europeas observada desde 2006. Los estudios genéticos apuntaban a la acción combinada de un virus y un hongo, pero aún no se ha llegado a una conclusión sobre estos hallazgos. «Probablemente el SDC es fruto de una interacción compleja –dice Jeff Pettis, del Departamento de Agricultura de Estados Unidos–. Pero el papel de estos patógenos aún no está claro.» Mientras, el ácaro Varroa (puntos rojos, arriba) sigue siendo la plaga más devastadora en todo el mundo para la abeja europea. 
 

Foto: Mark W. Moffett

118 / 178

polinizador13. Heliconius erato sobre Psychotria poeppigiana, Panamá

Heliconius erato sobre Psychotria poeppigiana, Panamá

Una heliconia salvaje se carga de polen en una flor llamada labios ardientes. La mayoría de las mariposas sólo sorben el néctar, pero ésta ha desarrollado un dispositivo especial: una trompa que le permite extraer y digerir el polen, cuyos aminoácidos alargan su vida y le dan más semanas para reproducirse.
 

Foto: Mark W. Moffett

119 / 178

polinizador12. Manduca quinquemaculata sobre Mirabilis longiflora, Arizona.

Manduca quinquemaculata sobre Mirabilis longiflora, Arizona.

En Arizona, una mariposa esfinge del tomate sondea la flor de una maravilla; ambas especies evolucionaron juntas, por lo que sus órganos encajan a la perfección, y la mariposa nocturna puede ver la flor en la oscuridad.
 

Foto: Mark W. Moffett

120 / 178

polinizador11. Avispa parásita sobre Ficus insipida

Avispa parásita sobre Ficus insipida

Una avispa parásita se posa en el fruto de un Ficus insipida para poner sus huevos. Esta avispa no es un polinizador, si no más bien una imitadora que depreda sobre las verdaderas avispas polinizadoras. Aun así, la intrusa puede desempeñar un papel positivo, ya que contribuye a que las avispas polinizadoras no permanezcan demasiado tiempo en las flores, que de este modo disponen de una tregua para producir semillas. 

Foto: Mark W. Moffett

121 / 178

polinizador10. Cantárido sobre Magnolis grandiflora, National Arboretum, Washington, D.C.

Cantárido sobre Magnolis grandiflora, National Arboretum, Washington, D.C.

Los escarabajos figuran entre los polinizadores más antiguos. Un escarabajo soldado devora una magnolia, que desprende perfume y calor como señuelos.
 

Foto: Mark W. Moffett

122 / 178

polinizador09. Quironómido sobre Theobroma cacao

Quironómido sobre Theobroma cacao

Un quironómido recolecta polen de una flor del cacao al introducir la cabeza dentro de una «bolsa» que contiene tanto polen como una pegajosa recompensa de néctar.

Foto: Mark W. Moffett

123 / 178

polinizador08. Forelius pruinosus sobre Chamaesyce sp., Arizona

Forelius pruinosus sobre Chamaesyce sp., Arizona

La polinización cruzada no está garantizada cuando una hormiga recoge el polen de una lechetrezna: puede que la hormiga baje al suelo o pase a una planta de otra especie.
 

Foto: Mark W. Moffett

124 / 178

polinizador07. Pepsis sp. sobre Asclepias subulata, Arizona

Pepsis sp. sobre Asclepias subulata, Arizona

Las abejas son las polinizadoras más activas, pero no las únicas. La avispa halcón se alimenta del polen de los canutillos del desierto.
 

Foto: Mark W. Moffett

125 / 178

polinizador06. Diadasia sp.

Diadasia sp.

Una abeja del género Diadasia poliniza la flor de un cacto en Tucson, Arizona. 

Foto: Mark W. Moffett

126 / 178

polinizador05. Aedes sp. sobre Plantanthera obtusata, Minnesota.

Aedes sp. sobre Plantanthera obtusata, Minnesota.

El satirión blanco tiene un paquete de polen en la boca de la flor, y cuando un mosquito se acerca, se llena la proboscis del polvo dorado.
 

Foto: Mark W. Moffett

127 / 178

polinizador02. Augochloropsis metallica sobre Solanum rostratum, Arizona

Augochloropsis metallica sobre Solanum rostratum, Arizona

Con una vigorosa sacudida, una abeja verde metálica poliniza por vibración una flor de tomatillo espinoso. Con las vibraciones de su cuerpo, libera el polvo dorado de la flor con el que alimentará a las larvas que la esperan en el nido, y a la vez ofrece un futuro al ADN de la planta.
 

Foto: Mark W. Moffett

128 / 178

polinizador01. Apis mellifera sobre Capparis sandwichiana, Hawai

Apis mellifera sobre Capparis sandwichiana, Hawai

Al atardecer, el perfume de un extraño maiapilo de Kauai tienta a una hambrienta abeja europea.
 

Foto: Mark W. Moffett

129 / 178

hormigas10. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Una araña terídida atrapa a una hormiga (con el abdomen verde) mediante un hilo de seda.

130 / 178

hormigas11. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Una araña saltadora Cosmophasis se ha infiltrado en el nido de unas tejedoras australianas utilizando mímesis química. Al devorar las larvas, la araña incorpora y despide el olor de la colonia, y así puede seguir comiendo sin que sus víctimas se percaten. Pero este olor ya no le sirve para engañar a otra colonia.

131 / 178

hormigas12. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Una araña saltadora Myrmarachne acecha a una hormiga tejedora; la araña se parece tanto a esta hormiga, cuyo sabor desagrada a muchos animales, que sus depredadores habituales no suelen cazarla.

132 / 178

hormigas06. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Una hormiga tejedora adulta se abalanza sobre una colonia de chinches rojos en el Parque Nacional Kirimom, en Camboya. Estos insectos sueltan una secreción dulce que constituye una fuente vital de carbohidratos para la hormiga.

133 / 178

hormigas07. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Un plato de pollo asado en Angkor Wat, Camboya, incluye un condimento a base de pasta de pescado, ajo y hormigas tejedoras desmenuzadas, una delicatessen en gran parte de Asia y en algunas zonas de Australia.

134 / 178

hormigas08. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Las hormigas tejedoras se ponen alerta ante la presencia del fotógrafo.

135 / 178

hormigas09. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Las hormigas tejedoras pueden descuartizar una hormiga cazadora africana el doble de grande que ellas. Siempre luchan juntas: las de la primera línea de defensa se yerguen sobre las patas traseras y emiten unas feromonas que avisan a sus hermanas.

136 / 178

hormigas02. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Para construir un nido, estas hormigas tejedoras de Malaysia deben juntar unas hojas con otras. El cuerpo alargado (de entre siete y ocho milímetros) es una ventaja, ya que cada hormiga se agarra con las patas y las mandíbulas a los bordes de la hoja adyacente. Si sus cuerpos no son suficientes, los insectos se entrelazan para formar una cadena.

137 / 178

hormigas03. hormigas03Hormigas tejedoras del género Oecophylla

hormigas03Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Los nidos de las tejedoras pueden ser espaciosos. Éste de Camboya tiene 20 centímetros de ancho, pero otros miden entre 30 y 60 centímetros. Una colonia distribuye el peso de medio millón de obreras, equivalente al de un gato doméstico grande, construyendo más de cien nidos repartidos en varios árboles.

138 / 178

hormigas04. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

¡Hay que salvar a la reina! Ante cualquier intromisión, las obreras menores (la casta que atiende a la reina) rodean a la matriarca (abajo, en Australia) para protegerla. La reina es quien hace crecer al superorganismo, produciendo decenas de millones de huevos durante una vida que puede durar varios años.

139 / 178

hormigas05. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Con rapidez y aplastante superioridad numérica, las hormigas tejedoras son capaces de atrapar e inmovilizar escorpiones y otras presas de gran tamaño. Estas cazadoras de Camboya se llevarán el escorpión hasta el nido y le arrancarán trozos para alimentar a las larvas, que necesitan la mayor cantidad de proteínas posible

140 / 178

hormigas01. Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Hormigas tejedoras del género Oecophylla

Es la versión entomológica de apretar un tubo de pegamento. Esta tejedora adulta de Australia sostiene entre las mandíbulas una larva productora de seda, y utiliza sus pegajosas secreciones para unir las hojas que formarán uno de los nidos de la colonia. Muy pocos animales construyen su hogar valiéndose de técnicas tan complejas.

141 / 178

escara. Escarabajo pulga

Escarabajo pulga

Foto: Jesús Gómez-Zurita

142 / 178

escarabajo. Sierra de Andújar, Jaén

Sierra de Andújar, Jaén

Foto: Foto: Ignacio López-Colón

143 / 178

huevosinsectos09. Heliconius charithonia

Heliconius charithonia

Huevo de mariposa cebra
Heliconius charithonia
El color naranja de este huevo de mariposa cebra podría advertir a los depredadores: «No os atreváis a comerme». La amenaza es real: el huevo contiene cianuro y otras sustancias tóxicas obtenidas por la oruga a partir de las plantas que comió.
 

Martin Oeggerli

144 / 178

huevosinsectos08. Pieris brassicae

Pieris brassicae

Huevo de mariposa de la col
Pieris brassicae
Los huevos amarillos de esta mariposa blanca de gran tamaño son depositados formando racimos en el envés de las hojas de la col (arriba) o de la col de Bruselas.
 

Martin Oeggerli

145 / 178

huevosinsectos07. Erynnis tages

Erynnis tages

Huevo de mariposa cervantes
Erynnis tages
El huevo de esta mariposa europea y de algunas regiones de Asia es depositado en la hoja de trébol.

 

Martin Oeggerli

146 / 178

huevosinsectos06. Cethosia biblis

Cethosia biblis

Huevo de Cethosia biblis
En este huevo de mariposa, el intrincado diseño semejante a un encaje muestra el micrópilo, por donde entra el esperma.
 

Martin Oeggerli

147 / 178

huevosinsectos05. Lysandra bellargus

Lysandra bellargus

Huevo de mariposa niña celeste
Lysandra bellargus
La mariposa niña celeste es muy quisquillosa a la hora de elegir el lugar donde poner sus huevos, preferentemente en la hierba de la herradura, una planta perenne europea. Las larvas de esta especie se transforman en crisálida cerca de los nidos de hormigas.

Martin Oeggerli

148 / 178

huevosinsectos04. Morpho peleides

Morpho peleides

Huevo de una morfo azul
Morpho peleides
La banda roja indica una reacción química que se produce después de la fecundación. El huevo encierra el germen de una morfo azul, una de las mariposas diurnas más grandes del mundo, con una envergadura alar de 12 a 20 centímetros.
 

Martin Oeggerli

149 / 178

huevosinsectos03. Caligo memnon

Caligo memnon

Huevo de mariposa búho
Caligo memnon
El dibujo en forma de mosaico de un huevo de mariposa búho recuerda la pista de un helipuerto. En el centro hay una abertura diminuta, llamada micropilo, por donde penetra el espermatozoide.
 

Martin Oeggerli

150 / 178

huevosinsectos02. Pentatómidos

Pentatómidos

Huevo de chinche escudo
Pentatómidos
Las chinches escudo realizan puestas en racimos. Los huevos están pegados entre sí y a la hoja donde han sido depositados. Las prolongaciones podrían ayudar, como snorkels, a la respiración.
 

Martin Oeggerli

151 / 178

huevosinsectos01. Dryas Iulia

Dryas Iulia

Huevo de mariposa julia
Dryas Iulia
Colgado del zarcillo de una pasionaria, el huevo de la mariposa julia podría estar a salvo de hormigas hambrientas. Esta especie pone sus huevos casi exclusivamente sobre esta planta trepadora.
 

Martin Oeggerli

152 / 178

flashbacksetembre2010. Insectos faraónicos

Insectos faraónicos

153 / 178

rutadelte19. Orugas de oro

Orugas de oro

Recogidas en las praderas a gran altitud, un puñado de orugas puede venderse por miles de euros, un dinero muy necesario para los campesinos.

Foto: Michael Yamashita

154 / 178

bosquepiedra7. Pachypodium sp.

Pachypodium sp.

En las cimas del tsingy crecen plantas espinosas y resistentes a la sequía como este Pachypodium.

Foto: Stephen Alvarez

155 / 178

Metatada_285. Lonchode jejunus

Lonchode jejunus

Quizá sea preciso mirar dos veces, o incluso tres, para descubrir aquí un ejemplar de Lonchode jejunus, insecto palo hallado en la parte malaisia de Borneo.

 

Christian Ziegler

156 / 178

Metatada_284. Phyllium giganteum

Phyllium giganteum

Sólo por los ojos y las antenas se adivina la cabeza del insecto hoja Phyllium giganteum. Los botánicos del pasado creían que los insectos hoja realmente incorporaban el follaje que imitaban. En 1759, Richard Bradley, miembro de la Royal Society, escribió: «El insecto se alimenta de los jugos del árbol […] y, cuando llega el otoño, cae del árbol con las hojas, que se le pegan al cuerpo como alas, y se marcha andando». La descripción «puede resultar cómica con la perspectiva que da el tiempo —afirma Edward Baker, del Museo de Historia Natural de Londres—, pero lo cierto es que aún sabemos muy poco de la biología de la mayoría de estas especies».

 

Christian Ziegler

157 / 178

Metatada_283. Deroplatys angustat

Deroplatys angustat

Cuando falla la cripsis (capacidad de un organismo de pasar inadvertido), Deroplatys angustat, insecto del Sudeste Asiático imitador de las hojas secas, puede revelar súbitamente los colores vivos y las manchas en forma de ojos de la cara inferior de las patas y las alas delanteras, para asustar a los enemigos.

 

Christian Ziegler

158 / 178

Metatada_282. Deroplatys trigonodera

Deroplatys trigonodera

La mantis Deroplatys trigonodera, a diferencia de sus parientes de color verde, ha evolucionado para parecerse a una hoja en descomposición. El sigiloso insecto, dotado de unos grandes ojos compuestos, es un gran cazador nocturno que pasa desapercibido entre la hojarasca del bosque tropical a la espera de su presa.

 

Christian Ziegler

159 / 178

Metatada_281. Deinopsis

Deinopsis

Con una morfología y color óptimos para el camuflaje, una araña Deinopsis se confunde con la superficie de una hoja seca de palmera en Panamá.

 

Christian Ziegler

160 / 178

Metatada_280. Oophaga pumilio

Oophaga pumilio

Hacerse ver

Entre las ranas, los colores llamativos suelen indicar toxicidad. Pero hay una especie de rana flecha de las islas de Panamá cuyo color es variable (abajo). «Lo normal sería que todas las ranas fueran parecidas, para que los depredadores asociaran cierto color con toxicidad», dice Martine Maan, de la Universidad de Texas. Pero hay otra fuerza selectiva en juego. Las hembras de diferentes islas prefieren machos de diferentes colores, lo que quizás ha determinado que la coloración de éstos se diferencie cada vez más en lugar de igualarse. Aun así, la señal de alarma parece eficaz. Según Maan, la mayoría de los depredadores evita a las ranas de colores vivos.

 

Christian Ziegler

161 / 178

Metatada_279. Cephalotes atratus

Cephalotes atratus

Hacerse ver

Hay un nematodo parásito que cuando infesta una hormiga, hace que el abdomen de su anfitriona se torne rojo como un fruto maduro. «Probablemente un ave se comerá la hormiga y se llevará un buen bocado de huevos de nematodo», diceel ecólogo Steve Yanoviak. El ave esparce los huevos con sus heces, que las hormigas comen, cerrando el ciclo.

 

Christian Ziegler

162 / 178

Metatada_278. Periphoba arcaei

Periphoba arcaei

Confundir al enemigo

Con órganos falsos y elegantes disfraces, muchas orugas desorientan a sus enemigos. La oruga de esta polilla de la seda tiene una cabeza falsa, con sus correspondientes antenas simuladas, para que los depredadores la ataquen por ahí, que es su extremo posterior. Si la treta fracasara, hay un plan B: las púas en la cabeza auténtica pueden hacer que el agresor escupa a su presa aún viva.

 

Christian Ziegler

163 / 178

Metatada_277. Geometridae

Geometridae

Confundir al enemigo

La coloración críptica y la forma semejante al nervio de una hoja protegen a esta oruga medidora, pero su manera de alimentarse es el toque maestro: se come las hojas siguiendo sus contornos aserrados y manteniendo la simetría para «disimular el daño que causa en la vegetación y no alertar a los depredadores de su paradero», explica la bióloga Phyllis Coley, de la Universidad de Utah. «Una conducta compleja», dice, para una oruga pequeña y anodina.

 

Christian Ziegler

164 / 178

Metatada_276.  Ninfa de Hyalymenus sp. (imitadora de una hormiga); Ectatomma sp. (hormigas)

Ninfa de Hyalymenus sp. (imitadora de una hormiga); Ectatomma sp. (hormigas)

Falsa identidad

Mimética pero a la vista, la ninfa de la chinche de cabeza ancha (boca arriba) ha evolucionado para parecerse a las hormigas chupadoras de savia y actuar como ellas, criaturas mucho más feroces, capaces de picar e inyectar toxinas, además de ser más numerosas. Los depredadores que aprenden a evitar a las hormigas también eluden a la impostora. Pero la estratagema es arriesgada: si las hormigas descubren a la indefensa timadora, la atacarán.

 

Christian Ziegler

165 / 178

Metatada_275. Cephise nuspesez

Cephise nuspesez

Dos caras mejor que una

La oruga de una especie de mariposa descubierta en Costa Rica por Daniel Janzen, de la Universidad de Pennsylvania, también tiene una cara falsa. «Espiando» desde una hoja enrollada, sus manchas en forma de ojos pueden disuadir a los pájaros. El truco de los ojos falsos está muy extendido en la naturaleza, pero no es infalible, por lo que los animales suelen disponer de defensas secundarias, como un sabor desagradable o una secreción tóxica. La machaca sigue una estrategia más enérgica y zumba como una avispa para que la suelten por temor al aguijón.

 

Christian Ziegler

166 / 178

Metatada_274. Cathedra serrata

Cathedra serrata

Dos caras mejor que una

Sin embargo, ante el ataque de un depredador, el insecto sorprende a su enemigo desplegando unas manchas rojas que pueden confundirse con los ojos de un animal más grande.

 

 

Christian Ziegler

167 / 178

Metatada_273. Cathedra serrata

Cathedra serrata

Dos caras mejor que una

Un par de ojos extra, aunque sean falsos, puede ser una ventaja para los insectos cuyos depredadores usan la vista para cazar. La primera defensa de la machaca serrucho es el camuflaje.


 

Christian Ziegler

168 / 178

Metatada_272. Mimetica mortuifolia -arriba- ; Mimetica viridifolia

Mimetica mortuifolia -arriba- ; Mimetica viridifolia

Parte del árbol

Estos dos saltamontes hoja con patas semejantes a tallos, que llevan su imitación hasta en el detalle de las manchas marrones y los bordes dentados, pueden posarse sobre una rama para descansar o comer sin llamar la atención. Pero a veces sus mejores esfuerzos por confundirse con el entorno fallan. Su carne, suculenta, rica en proteínas y carente de toxinas, es muy codiciada por monos, aves, lagartos, ranas y serpientes de vista aguda.
 

Christian Ziegler

169 / 178

Metatada_271. Phyllium giganteum

Phyllium giganteum

Con más aspecto de flora que de fauna, esta hoja andante hembra de Malaysia desciende de una larga estirpe de imitadores de hojas. El grupo de insectos al que pertenece ha cambiado muy poco en los últimos 47 millones de años, a juzgar por un fósil hallado en Alemania. Phyllium giganteum, el mayor de los insectos hoja, puede alcanzar una longitud de 10 centímetros.

Christian Ziegler

170 / 178

Metatada_270. Acanthodis curvidens

Acanthodis curvidens

Un saltamontes del tamaño de un dedo, disfrazado de corteza de árbol cubierta de líquenes, pasa desapercibido en un umbrío sotobosque de Panamá. Pero el camuflaje es algo más que llevar un disfraz; también hay que interpretar el papel. Este insecto nocturno permanece inmóvil durante el día para disimular sus contornos.

 

Christian Ziegler

171 / 178

Metatada_269. Anisocelis flavolineata (insecto); Passiflora sp. (flor)

Anisocelis flavolineata (insecto); Passiflora sp. (flor)

Desviar la atención

Si un ave se lanza en picado sobre una chinche de las calabazas posada sobre una flor de la pasión, es probable que se fije en el aleteo de las «banderas» rojas, que no son sino el truco del insecto para desviar el picotazo del cazador hacia extremidades prescindibles, lejos de sus órganos vitales.
 

 

Christian Ziegler

172 / 178

Metatada_268. Rhinella margaritifera

Rhinella margaritifera

Tres sapos hoja, recogidos para esta foto en un radio de escasos metros, apenas se distinguen del suelo de un bosque panameño. En los trópicos, donde prácticamente todo es comida para los demás seres vivos, sobrevivir requiere a menudo este tipo de trucos para engañar a los depredadores.

 

 

Christian Ziegler

173 / 178

Metatada_215. Masdevallia calura; Drosophila sp. (mosca)

Masdevallia calura; Drosophila sp. (mosca)

Varias moscas (una de ellas con un saco amarillo de polen adherido al dorso, en un punto al que no puede llegar) visitan una orquídea Masdevalia. Esta planta que florece en toda América Central despide un olor fétido, semejante al de la carne en descomposición. La ilusión se completa con el color violáceo y el tacto pulposo.
 

Foto: Christian Ziegler

174 / 178

Metatada_214. Regalia (Masdevallia) princeps; probablemente Acalyptratae sp. (mosca)

Regalia (Masdevallia) princeps; probablemente Acalyptratae sp. (mosca)

El aroma putrefacto de la orquídea Masdevallia resulta irresistible para una mosca.

 

Foto: Christian Ziegler

175 / 178

Metatada_213. Epidendrum radicans; Heliconius melpomene thelxiope (mariposa)

Epidendrum radicans; Heliconius melpomene thelxiope (mariposa)

Una Epidendrum de Panamá imita al algodoncillo para atraer mariposas. Cada año se descubren unas 500 especies de orquídeas, y con ellas, nuevas artimañas.

 

Foto: Christian Ziegler

176 / 178

Metatada_208. Gongora powellii; Euglossa deceptrix (abejas)

Gongora powellii; Euglossa deceptrix (abejas)

Una orquídea Gongora de motas oscuras es la perfumista personal de los machos de las abejas euglosinas. Aquí, dos abejas se disponen a cosechar las fragancias de Gongora, que después mezclan con otras recogidas en otros sitios, para fabricar una especie de colonia que atrae a las hembras. Pero la planta centroamericana cobra un precio por su filtro de amor: las abejas tendrán que diseminar su polen. Si la orquídea tiene suerte, la carga llegará a la flor deseada.
 

Foto: Christian Ziegler

177 / 178

Metatada_203. Caladenia Pectinata; avispas tínidas

Caladenia Pectinata; avispas tínidas

Tras seguir el rastro del perfume hasta su origen, avispas macho asaltan una orquídea caladenia en Australia. Convencidas de que el labelo es una hembra de su especie, se frotan contra él y se impregnan de polen. Todas las orquídeas tienen un pétalo modificado para la polinización, que a menudo es espectacular.
 

Foto: Christian Ziegler

178 / 178

Metatada_199. Ophrys Eleonorae X O. Lupercalis; Andrena sp. (abeja)

Ophrys Eleonorae X O. Lupercalis; Andrena sp. (abeja)

Cada polinizador merece una estratagema: una flor de abejera híbrida que crece en Italia adopta la forma de una abeja hembra para adherir los polinios a un macho de abeja de la arena.

 

Foto: Christian Ziegler

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes