Accesos rápidos


Publicidad


Islandia

La belleza impasible de Islandia

Imagen

islandia01

Contenido del artículo

Durante siglos, este paisaje de volcanes y glaciares ha sufrido el impacto de la presencia humana (y de las ovejas). Lo que queda, sin embargo, sigue siendo espectacular.

Por Robert Kunzig, Mayo de 2012

Fotografías de Orsolya y Erlend Haarberg

 

Faltaban cinco días para Navidad. En la cabaña del flanco norte del Eyjafjallajökull, el volcán que en 2010 dejó los aviones de toda Europa varados en tierra, Sigurđur Reynir Gíslason servía sopa de pescado y arenques en escabeche. El almuerzo nos supo a gloria. El volcán estaba en calma, su glaciar, envuelto en nubes, pero habíamos tenido que vadear torrentes helados para llegar hasta aquí. Fuera, los abedules retorcían sus ramas como una tela de araña sobre el fondo blanco de la ladera. «Así era cuando llegaron los vikingos», dijo Guđrún, hermana de Siggi. Ella es geógrafa, él, geoquímico, y ambos trabajan en la Universidad de Reykjavík. Me estaban explicando la historia del paisaje de Islandia. Y si contamos el cordero ahumado que nos íbamos a comer, los cuatro actores principales de esta historia estaban presentes.

Página 1 de 2Siguiente

Utilidades

  • Meneame

Comentarios


Te recomendamos este artículo Cerrar

Volcanes y glaciares

Los fotógrafos Orsolya y Erlend Haarberg nos muestran la belleza del paisaje islandés.

Últimos tweets

National Geographic España

¿Estamos solos?

¿Estamos solos?


Suscríbete