Accesos rápidos


Publicidad


La evolución de las ballenas

El valle de las ballenas

Imagen

ballenasarticulo01

Richard Barnes

Contenido del artículo

Un desierto egipcio, que en su día fue un océano, guarda el secreto de una de las transformaciones más notables de la evolución.

Por Tom Mueller, Agosto de 2010

Hace treinta y siete millones de años, en las aguas del antiquísimo mar de Tetis, una sinuosa bestia de 15 metros de largo, con mandíbulas enormes y dientes afilados, murió y se hundió en el fondo del mar.

Con el transcurso de los milenios, un manto de sedimentos se acumuló sobre sus huesos. El mar retrocedió, y cuando el antiguo lecho marino se transformó en desierto, el viento comenzó a des­­gastar la arenisca y la arcilla depositadas sobre los huesos. Poco a poco el mundo cambió. Los movimientos de la corteza terrestre empujaron a la India contra Asia, y se formó el Himalaya. En África, nuestros antepasados r emotos adoptaron una postura erguida y empezaron a caminar sobre dos piernas. Los faraones construyeron las pirámides. Roma ascendió y cayó. Y durante todo ese tiempo el viento continuó su paciente excavación. Entonces, un día, llegó Philip Gingerich para terminar el trabajo.

Página 1 de 3Siguiente

Utilidades

  • Meneame

Comentarios


Te recomendamos este artículo Cerrar

Ballenas egipcias

Los orígenes de este mamífero marino yacen enterrados en las arenas de Egipto. Mira las fotografías de Richard Barnes.

National Geographic España

La isla de fuego

La isla de fuego


Suscríbete