Accesos rápidos


Publicidad


Hemeroteca

Tom Abercrombie, homenaje a un fotógrafo

Imagen

Tom Abercrombie, homenaje a un fotógrafo

Contenido del artículo

Mucha gente sueña con las exóticas aventuras de NATIONAL GEOGRAPHIC. Thomas J. Abercrombie vivió, y encarnó, ese sueño.

Por Don Belt, Septiembre de 2006

Hace 60 años, un muchacho de apenas 15 que vivía en Stillwater, Minnesota, acompañó a su hermano mayor al desfile de Lumberjack Days, la «fiesta de los leñadores» que se celebra en esa pequeña ciudad. Bruce, como se llamaba el hermano mayor, un piloto que acababa de volver de la segunda guerra mundial, llevó al evento una cámara Leica comprada en Italia y empezó a fotografiar las carrozas. Su hermano menor estuvo mirando un rato, hasta que, ya aburrido, decidió alejarse en busca de algo más interesante. Reparó en un chico que hacía muecas desde el bordillo a las jóvenes de las carrozas. «Oye, Bruce –llamó a su hermano–, ¡es de esto de lo que deberías hacer fotos!» Posteriormente le pidió la Leica, la dibujó sobre un papel y montó su propia cámara con espejos, un objetivo desechado y piezas de plástico. Su primera foto fue de su novia, Lynn.Así nació la pasión periodística de Thomas J. Abercrombie, fallecido recientemente a los 75 años, tras retirarse en 1994 de una colosal carrera en National Geographic que lo llevó a todos los continentes, le enseñó cuatro idiomas, lo puso muchas veces al borde de la muerte y dio lugar a 43 artículos para esta revista, entre ellos algunos de los más ambiciosos jamás publicados. Durante los 38 años que estuvo en plantilla, Abercrombie informó en calidad de redactor y de fotógrafo desde Japón, Camboya, el Tibet, Venezuela, España, Australia, Alaska y Brasil, y fue el primer fotoperiodista destacado en el polo Sur. Lea el artículo completo en la revista

Utilidades

  • Meneame

Comentarios


Te recomendamos este artículo Cerrar

Hormigas legionarias

En la cúspide de la cooperación social, las hormigas legionarias derrotan a presas mucho más grandes que ellas abrumándolas con su superioridad numérica.

National Geographic España

Nerón

Nerón


Suscríbete