Accesos rápidos


Publicidad


Hemeroteca

Vida en las corrientes marinas

Imagen

Vida en las corrientes marinas

Paul Nicklen

Contenido del artículo

La vida marina medra y estalla a lo largo de los estrechos que separan la isla de Vancouver de la Columbia Británica continental, en Canadá, alimentada por el frenesí de las corrientes de marea.

Agosto de 2006

Bucear aquí parece una locura. Pero es el único modo de observar la energía que encierran algunas de las corrientes de agua más rápidas del planeta.Así pues, equipados con escafandra autónoma, mi compañero de inmersión y yo partimos de la bahía God’s Pocket, en el norte de la isla de Vancouver, rumbo a los rápidos de Nakwakto. Lo que vemos nos hace flaquear las piernas. Cuando la marea descendente se retira de los fiordos en dirección al estrecho de la Reina Carlota, el furioso reflujo pasa junto a la isla Tremble a 14,5 nudos. Los remolinos escupen franjas de espuma, y olas de dos metros de altura estallan contra el cielo.Con la inversión de la marea, el agua se calma lo suficiente como para que podamos sumergirnos. Durante los 12 metros de descenso, luchamos contra unas corrientes todavía intensas procedentes de todas las direcciones. El fondo de Tremble es una paleta de delicada belleza: rocas atestadas de nacarados percebes canadienses, nudibranquios, esponjas y hambrientos ramilletes de sabélidos. Estas densas colonias animales medran en los estrechos de la isla de Vancouver porque allí el agua es un inmenso batido proteico, mezclado por los afloramientos, los remolinos y el oleaje generado por el flujo y el reflujo. El fitoplancton y el zooplancton surcan el mar, alimentando prácticamente a la fuerza a los animales adheridos a los salientes rocosos o al fondo fangoso del océano. Esos nutrientes fomentan el desarrollo de la vida sustentada sobre más vida, sustentada a su vez sobre más vida.Lea el artículo completo en la revista

Utilidades

  • Meneame

Comentarios


Te recomendamos este artículo Cerrar

Leones, escenas de caza

Un comportamiento rara vez observado marca la relación entre leones y búfalos cafres en el delta del Okavango, en Botswana.

Últimos tweets

National Geographic España

El corazón neolítico de Escocia

El corazón neolítico de Escocia


Suscríbete