Accesos rápidos


Publicidad


Hemeroteca

Gran Cañón del Colorado

Imagen

Gran Cañón del Colorado

Michael Nichols

Contenido del artículo

Es el más representativo de los paisajes de Estados Unidos, y aunque hemos visto hasta la saciedad su geología sorprendente, el Gran Cañón aún tiene capacidad para sorprender.

Por Virginia Morell, Enero de 2006

La noche antes de mi llegada al South Rim, el borde meridional del Gran Cañón, había nevado furiosamente. Estábamos a mediados de mayo, y la tormenta había dejado sobre el suelo de la cabecera de la senda una capa blanda y grisácea de nieve pastosa. La humedad había perfumado el aire con el aroma del pino ponderosa. Estaba siguiendo la senda New Hance. Esta ruta no serpentea sino que conduce directamente hasta el borde del cañón, describe una curva cerrada y se precipita hasta su destino: el fondo del cañón y las orillas del río Colorado, 1.350 metros más abajo.Mientras a cada paso procuraba mantener el equilibrio con los bastones, pensé que alguien con prisa debió de trazar esta senda; alguien ansioso por dejar atrás las paredes interiores del cañón, esas terrazas rojizas que se yerguen sobre el río, y bajar a las playas de arena al borde del agua. Alguien ansioso por llegar a casa.A casa. Aunque pueda parecernos increíble a los más de cuatro millones de personas que acudimos cada año a maravillarnos ante el Gran Cañón, esta geología espléndida y aparentemente inhabitable, declarada parque nacional en 1919, fue en otro tiempo un hogar. Durante al menos 10.000 años hubo gente que vivió, amó, comerció e incluso labró la tierra en las profundidades del cañón.Lea el artículo completo en la revista

Utilidades

  • Meneame

Comentarios


Te recomendamos este artículo Cerrar

Los kurdos de Iraq

Los kurdos pueden ser el único grupo lo bastante poderoso como para evitar el desmembramiento de Iraq. Pero, ¿es la unificación del país lo que ellos quieren realmente?

National Geographic España

La isla de fuego

La isla de fuego


Suscríbete